Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Govern, Pere Aragonès, reacciona al anuncio de Sánchez y la concesión de los indultos desde Amposta / GOVERN

Aragonès señala que los indultos "no son la solución" y exige a Sánchez un referéndum pactado

El presidente del Govern reclama "amnistía" y señala que la medida de gracia solo corrige la "sentencia injusta" del Supremo contra los líderes del 'procés'

3 min

El presidente del Govern, Pere Aragonès, ha señalado este lunes que “los indultos no aportan ninguna solución” y ha reclamado un referéndum pactado con el Estado. Esta ha sido la respuesta del republicano al anuncio de Pedro Sánchez, tras avanzar este en el Liceu que el Consejo de Ministros concederá mañana la medida de gracia a los nueve condenados por el 1-O.

Desde Amposta (Tarragona), tras plantar al líder del Ejecutivo en el Liceu, Aragonès ha insistido en que los indultos suponen "una solución parcial al conflicto", y que solo corrigen la "sentencia injusta" del Tribunal Supremo contra los líderes del procés. Por ello reclama al Gobierno una votación pactada sobre el futuro de Cataluña y la aprobación de una ley de amnistía.

Indultos por "concordia"

Durante su conferencia, el líder socialista ha defendido el perdón a los políticos presos como medida de "concordia". "La razón fundamental es su utilidad. Estoy convencido de que sacar a estas nueve personas de la cárcel es un rotundo mensaje de convivencia para la sociedad española", ha indicado Sánchez ante representantes de la sociedad civil este mediodía.

La respuesta de Aragonès ha sido tomar los indultos como una "corrección" al fallo del Supremo porque, a su juicio, defender que los catalanes puedan votar "nunca puede ser delito". Sí ha admitido que la apuesta de Sánchez "abre un camino al diálogo y la negociación", pero ha insistido en que la solución pasa por una ley de amnistía.

"Mesa de negociación"

Estos dos asuntos, el referéndum y la ley de amnistía, son las propuestas que el independentismo trasladará al Gobierno en la llamada mesa de diálogo --que Aragonès ya califica como "mesa de negociación", un matiz revelador--. "El conflicto político con el Estado solo se puede resolver de forma democrática, con un referéndum de independencia", ha repetido el republicano en diversas ocasiones.

"Nuestra propuesta --en la mesa de diálogo-- será el ejercicio del derecho a la autodeterminación con un referéndum sobre la independencia de Cataluña", así como "la amnistía", una medida que, según Aragonès, genera "consenso" en la autonomía.