Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en el pleno del Parlament / EP

Aragonès resucita el Pacto Nacional por el Referéndum para presionar a Sánchez

El presidente catalán quiere acudir a la mesa de diálogo con un amplio acuerdo de partidos y entidades, en un claro guiño a los comunes

3 min

Pere Aragonès quiere resucitar el Pacto Nacional por el Referéndum para acudir a la llamada mesa de diálogo en septiembre con un amplio acuerdo de partidos y entidades. El presidente catalán, que ha pedido comparecer en el Parlament para abordar la desjudicialización del conflicto político, ha vaticinado que “será la negociación más difícil de la historia contemporánea”.

Con la polémica que ha generado la creación de un fondo del Govern para pagar las fianzas impuestas por el Tribunal de Cuentas a los independentistas investigados como trasfondo, Aragonès ha explicado ante los grupos parlamentarios sus objetivos a corto plazo, que pasan por reclamar la amnistía y un referéndum “que será inclusivo porque permitirá a todos los catalanes pronunciarse sobre el futuro de Cataluña”.

"Los indultos no son suficientes"

Es imprescindible una ley de amnistía porque, según Aragonès, “los indultos no son suficientes” y, a su juicio, es necesario dar cumplimiento a la resolución del Consejo de Europa, que insta a España a liberar “los presos políticos”, suspender las órdenes de extradición de los fugados y reformar el delito de sedición.

Aragonès interpreta que la sentencia del Tribunal Supremo es, por tanto, “injusta” y la resolución del Consejo de Europa impacta en el prestigio de la Justicia española. “Europa nos indica la apertura de una nueva etapa. Tenemos el derecho a decidir y ninguna de las personas encausadas cometieron un delito”, ha dicho, y ha recordado la reanudación de la mesa de diálogo con el Gobierno la semana del 13 de septiembre en Barcelona.

Guiño a los comunes

El Govern, ha afirmado, defenderá un referéndum que, a su juicio, “es inclusivo y susceptible de generar un amplio consenso”. Por eso ha pedido una amplia alianza de partidos y entidades, “en la línea del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir y el Pacto Nacional por el Referéndum”, que se constituyeron en vísperas de la consulta de 2014 y el referéndum de 2017. Esta será, ha dicho, su prioridad en las próximas semanas para acudir a la reunión de la mesa con ese acuerdo.

Aragonès se apoya en Junts per Catalunya, ERC y CUP, pero hace un llamamiento a En Comú Podem. “Quiero un acuerdo inclusivo extensivo a quienes no quieren la independencia, pero sí el derecho a decidir”, ha dicho.