Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

Aragonès saca pecho por adelantarse a Sánchez en la adopción de restricciones y le pide dinero

El presidente catalán promete ayudas económicas a los sectores afectados, pero espera que el Estado también destine fondos para este fin

4 min

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha comparecido este martes para justificar las restricciones “dolorosas” que implementará el Govern ante la evolución de la pandemia, y que pasan por el límite de reunión, la reducción de aforo y el cierre del ocio nocturno. De hecho, ha hecho hincapié en que se ha adelantado al resto del país, y ha aprovechado para pedirle dinero al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para compensar a los sectores afectados por estas nuevas medidas.

Aragonès ha utilizado su comparecencia para explicar las restricciones, sí, pero también para compararse con el resto de España. “El Govern de Cataluña es el que más recursos ha puesto para paliar el impacto económico de la pandemia”, ha afirmado antes de decir que Cataluña no llega tarde a la lucha contra la sexta ola: “Somos los primeros en adoptar medidas”. Acto seguido, ha añadido que le exigirá al Gobierno que “se implique en las consecuencias derivadas de la nueva ola”; es decir, le pedirá dinero. Asimismo, ha remarcado que solicitó que la conferencia de presidentes, programada para este miércoles, “fuera antes”.

Una manifestación y un concierto

El president, que ha prometido “recursos económicos” para los sectores afectados --el ocio nocturno ha llevado su cierre a los tribunales--, ha deslizado que “los esfuerzos del Govern no serán suficientes si no van acompañados de los recursos imprescindibles del Estado”. “Sin los fondos Covid no podremos dar un acompañamiento razonable a los afectados”, ha repetido. “Exigimos a todas las instituciones la máxima implicación. La pandemia no es competencia solo de la Generalitat, ni de los Gobiernos que tenemos la responsabilidad de los servicios de salud”, ha añadido. Por eso, también pedirá que las restricciones se apliquen en toda España.

Aragonès ha manifestado que, sin la vacunación, la situación con los contagios actuales sería insostenible para el sistema sanitario, y que las medidas planteadas serían más restrictivas. No obstante, en cuestión de días, se ha llegado a un “punto crítico ante el que hay que actuar con rapidez, con medidas duras, pero eficaces, para frenar la pandemia”. En este contexto, recordar que, un día antes del anuncio de las restricciones, el Govern se manifestó a favor de la inmersión lingüística, el PSC celebró un congreso y Lluís Llach organizó un concierto con 16.000 personas en el que apenas se respetaron las medidas sanitarias.

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja
La portavoz del Govern, Patrícia Plaja

Las restricciones

Antes ha comparecido la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, quien ha repetido las restricciones ayer anunciadas, a la espera de que el Procicat dé más detalles al respecto, y que van enfocadas a reducir la interacción social, la movilidad y preservar la salud y proteger el sistema sanitario. “Nos hubiera gustado hacerlo con más antelación, pero esta semana ha cambiado todo”, ha justificado.

¿Cuáles son estas medidas? Límite de reunión fijado en 10 personas, cierre del ocio nocturno, reducción del aforo al 50% en el interior de bares y restaurantes, aforo máximo del 70% en comercios, centros deportivos y culturales, y toque de queda de una a seis de la madrugada en municipios de más de 10.000 habitantes con 250 casos por 100.000 habitantes en un periodo de siete días.

Made with Flourish