Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès / EP

Aragonès pide ayuda al Gobierno para hacer frente a la crisis del coronavirus

El vicepresidente de la Generalitat promete un pago de 200 euros para las personas afectadas por un ERTE

5 min

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, pide ayuda del Estado para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19 en Cataluña. En este sentido, le reclama “una transferencia de 2.000 millones de euros de déficit” a fondo perdido.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, el también coordinador nacional de ERC ha defendido que el Govern prepara un plan de actuación ante la crisis del coronavirus y ha anunciado una lluvia de millones en sanidad y ayudas sociales, pero ha recordado que “el Estado es el que tiene capacidad de endeudarse”. Por eso, ha reclamado que el Estado no ofrezca créditos a la Comunidades Autónomas, sino inversiones que no sea necesario devolver.

"Nuevos recursos"

“Entiendo que el Gobierno también está en dificultades, pero lo que Sánchez reclama a Europa yo se lo pido al Gobierno”, ha deslizado, en alusión a las líneas de ayuda que el Ejecutivo reclama a las autoridades europeas. Asimismo, ha alertado de que Cataluña se enfrenta a “una de las caídas trimestrales más altas de las últimas décadas”, por los que ha exigido liquidez.

Tras la aprobación de los Presupuestos en el Parlament el pasado viernes, Aragonès ha reconocido que “será necesario incrementar” las partidas con nuevos recursos. Por ejemplo, necesitará 1.800 millones de euros más de los previstos sólo para el sistema sanitario, que “ha estado muy tensionado”, aunque niega que se haya visto colapsado. En este dinero extra incluye una remuneración extraordinaria para el personal que ha trabajado estos días en los hospitales y centros sanitarios, aunque no revela la cantidad asignada prevista.

Ayudas a parados

Otras ayudas que prevén desde la Generalitat afectan a la economía. Aragonès ha destacado que el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias trabaja para poder otorgar un pago de “200 euros por persona” para quienes se hayan visto afectados por ERTE y todavía no hayan cobrado, y para las personas que se hayan quedado sin subsidios ni ayudas de desempleo y no tengan capacidad de ahorro.

Asimismo, y con condiciones similares, se quiere extender la ayuda a los autónomos que se han quedado sin ingresos por el parón de la actividad económica.

El consejero de Economía ha señalado que el Govern prevé tres ejes en su “política de reconstrucción”. Uno de ellos son las ayudas “en los ámbitos de investigación, salud y alimentación”, algo que ha calificado como “un modelo muy catalán de desarrollo”. El segundo es la digitalización de las empresas para una industria 4.0 y, por último, “la transición ecológica”.

Recortes

En todo momento, el Govern niega que eso tenga que implicar recortes. “Me comprometo a que no habrá recortes en ningún departamento. No tendría ningún sentido” porque “la receta ha de ser la contraria” a la crisis de 2008. Aun así, ha aseverado que “se necesitan recursos”. Aragonès ha descartado que se vaya a transferir dinero de un departamento a otro y señala al Gobierno para que apruebe transferencias que no supongan endeudamiento con el Estado.

El republicano ha asegurado que también ha pedido que “los ayuntamientos puedan usar su superávit” que está limitado desde la última crisis del 2008: “En los bancos hay 1.500 millones de euros de consistorios acumulados sin usarse”.