Menú Buscar
Pedro Sánchez (i) saluda a Pere Aragonès (d) en la cumbre de Pedralbes, ante la mirada de Quim Torra. Moncloa / CG

Aragonés: “Nuestra obligación es abrir caminos de diálogo"

El dirigente de Esquerra considera que el actual bloqueo no se resolverá "de la noche a la mañana" y que es necesario insistir en el diálogo, sin resolver todavía el voto en la investidura

4 min

La dirección de Esquerra quiere marcar su propio camino. Pere Aragonés está empecinado en convertirse en el hombre fuerte del Govern de la Generalitat, por incomparecencia del presidente Torra, y hacerse cargo de ERC en el complejo proceso de investidura que se avecina. El vicepresidente, consejero de economía y coordinador nacional de ERC, se ha arremangado ante Carlos Alsina, en Onda Cero, un entrevistador poco cómodo.

En Madrid, ciertos medios de comunicación han arremetido contra Sánchez e Iglesias por necesitar de los votos, o la abstención de ERC, para que el líder socialista sea investido presidente. En Barcelona, los sectores más radicales, del entorno de la CUP que abandera la ocupación de la Conselleria de Treball contra “la Ley Aragonés”, y de Junts per Catalunya abominan de cualquier movimiento que desinflame el activismo de la calle.

Espacios de negociación

En este contexto, Pere Aragonés abogó por “abrir espacios de negociación” porque “hay que buscar caminos para la negociación política”. El máximo dirigente republicano critica duramente a Pedro Sánchez “porque ha asumido parte del discurso del nacionalismo español y la confianza hoy no existe”. Para recuperarla, Aragonés apuesta por sentarse a negociar volviendo al espíritu de “lo firmado en Pedralbes por ambos gobiernos”, una forma de decir que los 21 puntos de Torra son simplemente papel mojado, defendiendo una mesa de diálogo fuera de las instituciones porque “el conflicto no se resolverá de la noche a la mañana. Ahora estamos en una situación de bloqueo y nuestra obligación es abrir caminos, porque los acuerdos de calado, necesitan tiempo, confianza y no estar ligados a un reglamento”, ha señalado.

Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC
Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC

Aragonés no está dispuesto a renunciar a sus planteamientos de máximos “independencia y referéndum de autodeterminación”, entendiendo al mismo tiempo que “la contraparte tampoco renuncie a sus principios”. “La solución no pasa por la imposición”, afirma el líder republicano que reduce sus condiciones al mínimo “lo más relevante es iniciar el camino de la solución. No será fácil. Lo primero es entenderse”.

 

Esquerra irá por su cuenta

Y para entenderse Aragonés quiere contraponer su propuesta independentista a otra, y se pregunta qué ofrecen los demás: “Quiero escuchar cuál es la propuesta de la otra parte”, porque “Cataluña puede aceptar un proyecto de adhesión, nunca de imposición”. Sólo un punto irreversible, el acuerdo debe ser refrendado por los catalanes y “el conflicto político no puede tener una solución jurídica. Si hay acuerdo político, este acuerdo debe permitir el cambio del marco jurídico”.

Además, Aragonés ha sido claro. ERC tendrá su propia posición en el Congreso. Lo que haga Junts per Catalunya y la CUP es harina de otro costal. Por eso, insiste que debe establecer algún diálogo. “Hemos de sentarnos a hablar porque la solución no llegará de la noche a la mañana. Ahora hemos de explorar un marco de negociación política”. Justo lo contrario de lo que piensa el presidente Quim Torra.