Menú Buscar
El vicepresidente del Govern y coordinador general de ERC, Pere Aragonès / EP

Aragonès llama a la calma y pide movilizaciones “pacíficas”

Aragonès ejerce de president, ante los silencios de Torra, y reclama una vía política de diálogo con el Gobierno de Sánchez

16.10.2019 17:38 h.
3 min

Con un Govern paralizado, y con el presidente Quim Torra ejerciendo de activista, el vicepresidente Pere Aragonès ha hecho un llamamiento a la calma, con la voluntad de diferenciar entre las movilizaciones “pacíficas”, que ha defendido, y los actos violentos, que ha condenado. Las protestas por la sentencia del 1-O deben enmarcarse, según Aragonès, en el más estricto pacifismo. “Este movimiento cívico transversal debe seguir actuando desde esta legitimidad y fortaleza del pacificismo”, ha señalado, para pedir una vía política de “diálogo” con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Aragonès ha insistido en el camino que seguirá Esquerra, que considera que se debería iniciar algún proceso de amnistía para los políticos presos y el reconocimiento de un referéndum de autodeterminación. Esos son los objetivos políticos, pero la prioridad de Esquerra es que se puedan ejercer en estos momentos las labores propias de un Gobierno autonómico, con la defensa de los Mossos d’Esquadra, aunque ello no sea incompatible con la investigación de posibles excesos en las cargas a los manifestantes. “Como policía democrática se evalúan siempre todas las actuaciones”, ha añadido el también consejero de Economía de la Generalitat.

Juan José Ibarretxe con Torra en una de las marchas de Girona
Juan José Ibarretxe con Torra en una de las marchas de Girona

Conflicto político

Aragonès no ha dudado en ponerse “al lado de los 17.000 agentes de los Mossos d’Esquadra”. Uno de los principales argumentos de Esquerra, siguiendo las indicaciones de Oriol Junqueras, es que la prioridad debe ser la defensa de las instituciones, y que los actos violentos sólo pueden provocar lo que no se desea, la aplicación del 155 de la Constitución, como ha valorado el propio Gobierno de Pedro Sánchez.

Y eso no resta el objetivo político: “Es hora de abordar un conflicto político de manera política”, según Aragonès, aunque en plena campaña de las elecciones generales y con los actos violentos que se han producido en los dos últimos días, esa posibilidad que ahora lejos.