Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat de Cataluña / EP

Aragonès dejó claro a JxCat “hace semanas” que en la mesa de diálogo solo habría miembros del Govern

El ‘president’ ha citado esta mañana a Jordi Puigneró para informarlo sobre los temas que se trataron en la reunión con Pedro Sánchez y dejar a un lado las “batallas partidistas”

4 min

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado que dejó claro a sus socios de JxCat “hace semanas” que en la mesa de diálogo con el Gobierno solo se sentarían miembros del Govern. Así lo ha expresado en una entrevista en RAC1, donde ha recalcado que “tenía un compromiso” por parte del vicepresidente, Jordi Puigneró, y del secretario general de Junts, Jordi Sànchez, de que “trabajarían para que esto fuese así”.

Aun así, según ha confirmado el president, este último le llamó el martes por la mañana para comunicarle la propuesta de nombres de JxCat, que rechazó al no respetar los criterios que se habían establecido y proponer a políticos que no forman parte del Ejecutivo catalán: Jordi Turull y el propio Jordi Sànchez. Lo hizo minutos antes de que el Govern aprobara los nombres de su delegación que acudirían al encuentro, para hacerla pública minutos después en la prensa, algo que le molestó: “No puedo aceptar que se haga pública la propuesta para intentar forzarla”, ha apostillado.  

Negociación entre gobiernos

En este sentido, Aragonès ha insistido en que la negociación que se inició ayer en la reunión con el Ejecutivo “tienen que llevarla a cabo los dos gobiernos porque son los que están legitimados”. Así pues, ha remarcado que “no ha habido vetos personales hacia nadie”, sino que se ha seguido un criterio que ya se estableció con anterioridad. Así pues, mantiene las puertas abiertas a los miembros del Govern de JxCat que el partido independentista designe.

No obstante, ha puntualizado que también es partidario de ofrecer un “papel” al resto de dirigentes de los partidos políticos para que también participen en el proceso de negociación, ya que sostiene que este no consiste solo en asistir a las reuniones y necesitarán “toda la fuerza” posible durante este proceso que califica como “complejo”. Cuanto a la participación de miembros que no forman parte del Govern en la primera reunión de la mesa de diálogo que se hizo en Moncloa en febrero de 2020 –cuando Quim Torra todavía era president–, ha alegado que la situación era "diferente". 

Encuentro con Puigneró

Tras la ausencia de Junts en la reunión del miércoles por la tarde con el Gobierno, Aragonès ha anunciado que esta mañana ha citado al vicepresidente Jordi Puigneró en el Palau de la Generalitat para comunicarle los puntos que se trataron en el encuentro y dejar a un lado las "batallas partidistas". “Tengo plena confianza en Puigneró”, ha asegurado, por lo que tendrá “toda la información necesaria” sobre lo que se habló en la reunión.

Aunque no ha querido dar detalles porque ve importante que estas conversaciones “se basen en la discreción para poder avanzar”, ha explicado que constataron las dos posiciones alejadas que defienden ambas partes, pero también la “voluntad de afrontar la negociación con total convicción”. Asimismo, ha defendido que se establezcan unas bases y una metodología de trabajo para avanzar, pero sin marcar un calendario concreto.