Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, se ha referido a la causa judicial contra Laura Borràs / David Zorrakino- EUROPA PRESS

Aragonès evita defender a Borràs

El presidente de la Generalitat asegura que, cuando se decrete la apertura de juicio oral, “todo el mundo tomará la mejor decisión en atención a nuestra vocación de servicio público”

3 min

Pere Aragonès ha evitado defender a Laura Borràs en la sesión de control celebrada en el Pleno del Parlament y se ha limitado a decir que, cuando se decrete la apertura de juicio oral contra la política independentista por su supuesta implicación en cuatro delitos de corrupción, “todo el mundo tomará la mejor decisión en atención a la vocación de servicio público”

Las palabras de Aragonès se alinean con las de su partido, ERC, que ha instado a Borràs a priorizar el prestigio de la institución que representa. La presidenta del Parlament, que siguió la intervención de Aragonès visiblemente molesta, compareció ayer ante los medios de comunicación para explicar que no piensa dimitir, que es inocente y que es víctima de una "persecución judicial".

"Le exijo responsabilidad"

Alejandro Fernández, presidente del PPC, ha instado a aclarar qué hará cuando se decrete la apertura de juicio oral a Borràs. “Le exijo responsabilidad porque con su voto la nombró presidenta del Parlament. El reglamento es muy claro. Esa pelota está en su tejado. Prometió transparencia y debe demostrarlo. No hablamos de presunción de derecho, sino del prestigio y de la dignidad de este Parlament. Creo que la señora Borràs podría defender su presunción de inocencia dimitiendo”

“Me debo a este Parlament, me debo a la separación de poderes, cuando llegue ese momento, todo el mundo tomará la decisión en atención a la vocación de servicio público”, ha respondido, tras precisar que “mi capacidad de intervención es la misma que el resto de diputados. Estoy convencido de que, por el prestigio de las instituciones, cada uno tomaremos la mejor decisión”.

Ignacio Garriga, líder catalán de Vox, ha recordado los cuatro delitos por los que Borràs, "su socia", es investigada or "coger el dinero de los catalanes, que lo están pasando muy mal, y llevárselo a sus carteras". El republicano ha acusado a la extrema derecha de "utilizar sistemáticamente las situaciones de crisis y angustia para atacar la democracia y las instituciones, de forma testosterónica. Eso es lo que realmente les molesta".