Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, recibiendo la medalla de presidente de la Generalitat de manos de su antecesor, Quim Torra / EFE

Aragonès se presenta como el presidente de "todos" los catalanes, pero insiste en la independencia

El nuevo jefe del Govern considera "indisociable" la lucha por el "bienestar social" y la "libertad nacional" y lingüística de Cataluña

6 min

Pere Aragonès se ha presentado este lunes como el presidente de "todos" los catalanes vinculando, de nuevo, el "bienestar social" y los derechos "nacionales" y "lingüísticos" de Cataluña en su discurso de investidura como nuevo jefe del Govern. Dos conceptos que considera "indisociables", tanto como su propósito de encabezar una "Generalitat republicana" que culmine la secesión de Cataluña, su "autodeterminación" y la "amnistía" de los políticos encarcelados por el procés.

El nuevo presidente de la Generalitat ha prometido su cargo "de acuerdo con la voluntad popular de la ciudadanía de Cataluña representada en nuestro Parlament", y ha concluido su discurso exclamando "¡viva Cataluña libre!", sin hacer a lo largo del mismo ninguna mención a la Constitución Española.

Aragonès investido presidente de la Generalitat / EP

"República catalana"

Entre medio, Aragonès se ha presentado como el jefe de un Govern "transformador", que pretende impulsar "una Cataluña justa, feminista, verde y libre" que "no deje a nadie atrás". Algo que, sin embargo, considera inseparable de sus anhelos nacionalistas.

Así, el décimo presidente de la historia de la Generalitat ha asegurado que luchará por los "derechos sociales" y un "Estado del bienestar" que "desemboque en la república catalana". Una república que, según él, sería "europea y europeísta, abierta al mundo y al servicio de su gente y de la felicidad de toda la ciudadanía". En este sentido, ha dicho que defenderá el compromiso "que me empujó cuando era adolescente" a implicarse en política "por la justicia social y la libertad nacional" de Cataluña, dos cuestiones que cree "indisociables".

Pere Aragonès, actual consejero de Economía, haciendo campaña del "España nos roba" en su juventud
Pere Aragonès, nuevo presidente de la Generalitat, haciendo campaña del "España nos roba" cuando era miembro de las juventudes de ERC

"Derechos lingüísticos"

Aragonès ha asegurado ser "consciente" del "reto mayúsculo e inmenso" que le espera, dadas las "dificultades" existentes por la "crisis social y económica" causada por la pandemia. Factores que "ponen en riesgo la cohesión" y acentúan "las desigualdades económicas y sociales", pero también, a su juicio, las "territoriales, por derechos lingüísticos, por origen, por género y creencia, por la situación administrativa, por el color de la piel y por cómo queremos". Eso es, en su opinión, "lo que nos divide como pueblo y nos debilita como nación".

El dirigente de ERC ha recibido la medalla que simboliza la presidencia de la Generalitat de manos de su antecesor en el cargo, Quim Torra, que en los últimos meses no ha escatimado críticas hacia el republicano y su partido por las diferencias que mantuvieron durante su mandato.

Elogios a Torra

A pesar de ello, Aragonès ha agradecido a Torra su dedicación durante unos años "extremadamente difíciles, en los que tuvo que hacer frente al reto de recuperar las instituciones catalanas" tras los meses aplicación del artículo 155 de la Constitución por la DUI de los dirigentes del procés en 2017 y, más recientemente, por la pandemia de coronavirus. Además de sufrir una inhabilitación por desobediencia, según él, "injusta".

El décimo presidente de la Generalitat se marca ahora como objetivo "recuperar la confianza entre la ciudadanía e instituciones" y caminar hacia una Generalitat "inconformista, innovadora, transformadora, imaginativa, creativa, republicana, con visión de futuro y con la vocación de hacer más fácil, amable y feliz la vida de sus ciudadanos".

Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Oriol Junqueras, en la investidura de Pere Aragonès en el Pati dels Tarongers de la Generalitat / EFE
Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y Oriol Junqueras, en la investidura de Pere Aragonès en el Pati dels Tarongers de la Generalitat / EFE

Junqueras, Cuixart y Jordi Sànchez, en el acto

El acto de investidura de Aragonès se ha celebrado en el Pati dels Tarongers de la Generalitat y, entre los asistentes, se encontraban el líder de la oposición, el socialista Salvador Illa, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera, el ministro Miquel Iceta y tres dirigentes encarcelados por sedición en el procés: el presidente de ERC, Oriol Junqueras, el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, así como los consellers del anterior Govern y diputados de sus partidos.