Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau (c), durante su visita a la comisaría de la Guardia Urbana atacada el sábado / EFE

Cumbre urgente Aragonès-Colau por los disturbios

El vicepresidente del Govern y la alcaldesa de Barcelona abordarán medidas de prevención para atajar el vandalismo callejero

3 min

El vicepresidente del Govern en funciones de presidente, Pere Aragonès (ERC), y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se reunirán este lunes de urgencia para abordar los disturbios que han azotado la Ciudad Condal en las últimas semanas, y cuyo cénit se alcanzó el sábado con un ataque con fuego a una comisaría de la Guardia Urbana. 

El cónclave se celebrará de forma oficial entre la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona en la sede del Departamento de Interior. Versará sobre la situación que vive la capital catalana después de casi dos semanas de disturbios perpetrados por radicales que protestan por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél

Sàmper, sí; Batlle, pendiente

Al encuentro entre Administración autonómica y local acudirán Aragonès y los consejeros de Presidencia, Meritxell Budó, e Interior, Miquel Sàmper. El domingo se ha confirmado también la presencia del teniente de alcalde de Prevención y Seguridad de Barcelona, Albert Batlle

La reunión se centrará en la violencia desatada en las últimas semanas en Barcelona. Vandalismo que rebasó un umbral peligroso el sábado, cuando unos radicales trataron de prender fuego a un furgón de la Guardia Urbana con un policía dentro. El agente pudo escapar por la puerta del copiloto. 

Collboni: "Hay que plantarse"

Tras el dramático incidente, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha manifestado a Efe que es "imprescindible" que las administraciones públicas "se planten" y aborden vías para "acabar con esta deriva". El líder socialista en el Ayuntamiento de Barcelona cree que "se debe coordinar de forma pública y clara la respuesta a la violencia por parte de las instituciones públicas". 

"Los ciudadanos han de percibir de una manera clara la intolerancia con los intolerantes", ha apostillado Collboni, en un día en el que comerciantes y el Gremio de Hoteles de Barcelona han pedido también más firmeza a las autoridades con los radicales.