Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès (c), y el consejero de Salud, Josep Maria Argimon (d), durante una visita institucional al Hospital de Sant Joan Despí Moisès Broggi / DAVID OLLER - EUROPA PRESS

Aragonès asegura que el toque de queda “es necesario” tras ser desestimado por el TSJC

El presidente del Govern insiste en que la restricción “no es una cuestión de orden público” sino “sanitaria”

4 min

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha cargado de nuevo contra la segunda resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que tumba la propuesta del Govern para aplicar el toque de queda en 62 municipios de más de 20.000 habitantes. El republicano ha insistido en la necesidad de “proteger a la población” con las restricciones de movilidad nocturna. En este sentido, argumenta que no se trata de una “cuestión de orden público”, como argumentan los tribunales, sino “sanitaria”.

“Necesitamos instrumentos para evitar nuevos contagios”, ha asegurado Aragonès durante una visita en el Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí (Barcelona) junto al consejero de Salud, Josep Maria Argimon. El presidente ha aseverado que “estudiarán la resolución” para ver “el recorrido jurídico que tiene”, aunque ha requerido al TSJC que “no se puede pedir al Govern que tenga un plan c, df si los tribunales no nos dan los instrumentos”.

Falta de una ley específica

Aragonès ha destacado que “la falta de una normativa especifica en esta materia hace que recaigan en los tribunales materias que son cuestión de las Administraciones”. De hecho, ha criticado al Gobierno que no haya previsto una ley concreta tras dar competencias limitadas para gestionar la pandemia a las autonomías, que topan ante un silencio del Ejecutivo estatal.

“Aún estamos con una alta presión asistencial”, ha asegurado el líder de ERC. Por ello, el presidente ha recordado tanto a la justicia como al Gobierno que “desde el punto de vista sanitario nos preocupan las actividades en la que la interacción social pueda hacer aumentar el número de contagios”. Aragonès ha insistido en que “sigue siendo necesario el toque de queda por una cuestión sanitaria, pero no podemos asumir las responsabilidades ni sustituir al TSJC”.

Prevención y vacunación

La medida del toque de queda en 62 municipios catalanes de más de 20.000 habitantes era una de las normas para prevenir contagios que quería aplicar el Govern en Cataluña. Así lo ha explicado Aragonès, quien manifiesta que “lo que nos ha demostrado esta pandemia es que las prevenciones nunca son excesivas, sino que siempre son necesarias”. El presidente ha recordado que “la reducción de pacientes en las ucis es todavía lenta y otras enfermedades necesitan las instalaciones y los servicios”.

El presidente catalán ha hecho un llamamiento a la vacunación, con la que quieren llegar al 90% en las próximas semanas. Argimon ha hecho un nuevo llamamiento a favor de la inmunización de la población y demanda que los que aún no se han inoculado ninguna dosis reserve una fecha en el CatSalut. En cuanto a las restricciones de la movilidad nocturna, el consejero de JxCat ha defendido que está hecho “con criterios epidemiológicos” porque “aún tenemos un alto número de contagios”. El argumentario de la Generalitat ha sido rechazado por la sala de guardia del TSJC.