Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, atendiendo a los medios en Nueva York / GOVERN

Aragonès advierte de que la Generalitat mantendrá el impuesto de Patrimonio en Cataluña

El presidente del Govern acusa a su homólogo de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, de buscar un "conflicto territorial" con su llamamiento a los empresarios catalanes por la fiscalidad

Ricard López
3 min

La Generalitat de Cataluña mantendrá intacto el cobro del impuesto de Patrimonio. Así lo ha advertido este martes el presidente del Govern, Pere Aragonès (ERC), después de que su homólogo de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, haya anunciado la supresión de este tributo en su autonomía y haya invitado a los empresarios catalanes a trasladar las sedes de sus empresas a su territorio.

Este último hecho ha indignado al dirigente secesionista, que no ha escatimado críticas a su correligionario andaluz, al que ha acusado de buscar un "conflicto territorial" con su peculiar llamamiento al empresariado catalán.

Duras críticas a Moreno

Aragonès ha lamentado que "se intente incentivar una guerra, debate o un conflicto entre territorios" con esta rebaja fiscal. Y ha criticado que Moreno (PP) recortara personal sanitario hace un año y retirara refuerzos durante la pandemia del Covid. Según el mandatario de ERC, sin embargo, en Cataluña, con su fiscalidad, los "puede pagar".

El presidente de la Generalitat sostiene que el impuesto de Patrimonio, que se aplica al "uno por ciento más rico de Cataluña y se paga a partir de un mínimo de 800.000 euros", responde a una cuestión "de justicia". Y ha denunciado que las rebajas fiscales tienen un impacto negativo en servicios como la sanidad, que necesita más recursos, y "perjudican a quien menos tiene".

Discurso secesionista

Aragonès ha alardeado de la supuesta fortaleza de la economía catalana y ha advertido de que, "por mucho dumping fiscal" que busque, Andalucía no podrá competir con el tejido empresarial catalán, al que considera internacionalizado, diverso, con industrias centradas en la investigación y voluntad exportadora. "Los ecosistemas no se crean de un día para otro", ha apostillado el mandatario de ERC, que ha invitado al Gobierno español a tener una discusión con "los territorios que tienen una política neoliberal de impuestos".

Aragonès ha subrayado que la Generalitat no variará su política fiscal, y ha utilizado este asunto para teñirlo con su habitual discurso nacionalista: "Hasta que Cataluña no gestione y recaude todos los impuestos del país y sea un Estado independiente, la política redistributiva no se podrá hacer en toda su amplitud", ha manifestado. En lo relativo al impuesto de Patrimonio, pues, nada cambiará en Cataluña, aunque no vería con malos ojos "que pueda haber unas bases comunes".