Menú Buscar
La Guardia Civil localizó unos nueve millones de papeletas como la que aparece en la imagen en una nave industrial

Nuevo envite judicial contra los promotores del 1-0

El titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona prepara decenas de citaciones como “investigados” para cargos de PDeCAT, ERC y ANC

3 min

El titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona tiene sobre su mesa decenas de nuevas imputaciones contra dirigentes políticos y activistas soberanistas por su vinculación con la organización del referéndum ilegal del 1-0.

“Esto no ha hecho más que empezar”, ha dicho a este medio un alto mando de la Guardia Civil vinculado a la investigación del caso Anubis que dirige el magistrado José Antonio Ramírez.

La lista de los sospechosos

De hecho, los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil han hecho llegar al juez una lista de personas que habrían colaborado “con mayor o menor grado de participación” con los hechos que se investigan.

Entre esas personas aparecen Marta Villata, exdirectora general de Juventud y Joaquim Torrà, exdirectivo de la ANC y de Òmnium. Ambos participaron en una “extraña reunión” que se produjo el 3 de septiembre en el interior de una nave industrial en Bigues-Riells, junto a otras 9 personas, todas activistas independentistas, vinculadas a PDeCAT, ERC y la ANC.

Nueve millones de papeletas

Desde un primer momento, la Guardia Civil sospechó que aquella nave industrial podría albergar material electoral del referéndum. Y así fue. El 20 de septiembre, mientras unos agentes entraban en la sede de la Consejería de Economía, otros a llevaron a cabo más de 40 registros, entre ellos el de esta nave industrial en la que aparecieron nueve millones de papeletas para el 1-0.

Otro de los aspectos destacados del sumario al que ha tenido acceso este medio hace referencia a la exconsejera Neus Munté. El 11 de septiembre a Guardia Civil interceptó el teléfono del secretario general de Hacienda, Josep Lluís Salvadó, quien poco antes de las 8.30 de la noche de ese día recibió la llamada de una destacada dirigente de ERC, María Jesús Serret. Comentan que “el presidente Carles Puigdemont quiere un conseller para que organice el referéndum y que Neus Munté no quiere asumir ninguna responsabilidad sobre este asunto. Que tira pelotas fuera”. Munté fue destituida.