Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las pajarerías de La Rambla presentan una ILP en el Parlament / CEDIDA

Las antiguas pajarerías de La Rambla de Barcelona piden cautelares ante su desahucio

Han registrado una ILP para ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco y acusan al ayuntamiento de dejar sin trabajo a 100 familias

3 min

Las antiguas pajarerías de La Rambla han pedido este jueves a los juzgados 1 y 9 de Barcelona medidas cautelares para evitar que el ayuntamiento de Ada Colau les obligue a cerrar sus establecimientos en el marco de la reforma del emblemático paseo de la capital catalana, y que se prevé que empiece este 2022.

Lo han hecho después de que este enero recibieran una notificación del consistorio en la que se les pedía entregar las llaves de las 11 antiguas pajarerías, según ha explicado a Europa Press el portavoz de los antiguos pajareros y miembro de la familia propietaria de cinco de las paradas, Javier Cuenca.

Polémica por las concesiones

Las pajarerías conservan su estructura en medio de La Rambla y acogen distintos establecimientos comerciales después de que se les prohibiera la venta de animales, y el ayuntamiento quiere retirar estos comercios alegando que las concesiones han caducado.

Sin embargo, Cuenca ha explicado que cinco de las 11 pajarerías que ya han agotado el plazo para abandonar sus paradas --ateniéndose a la notificación municipal-- no lo han hecho porque afirman que sus concesiones no han caducado, contrariamente a lo que dice el consistorio.

"No esperan a los juzgados"

Asimismo, Cuenca ha añadido que también han presentado un recurso de alzada al ayuntamiento por su notificación de desahucio.

"Un ayuntamiento democrático tendría que esperar que los juzgados decidieran en vez de tirar millas y dejar sin trabajo a 100 familias que formen parte del patrimonio humano de La Rambla. No quieren esperar porque saben que perderán", han explicado los paradistas en un comunicado.

Patrimonio de la Unesco

Además, ante la previsión del consistorio de retirar las paradas, el viernes pasado registraron en el Parlament una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para protegerlas, en la que proponen declarar el mercado de los pájaros de La Rambla Patrimonio Cultural Inmaterial de Cataluña por la Unesco.

Para que pueda iniciar la tramitación parlamentaria, la ILP debe lograr 50.000 firmas y los paradistas han iniciado su recogida en sus quioscos.