Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gerente de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valdés López, del Gobierno de Ada Colau / CG

Antifraude investiga un contrato a dedo por 1,2 millones a una empresa afín a Colau

La fiscalía pone en el punto de mira a Manuel Valdés López, gerente de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona, por una adjudicación para controlar los cortes de tráfico

3 min

La Fiscalía Antifraude​ investiga al gerente de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valdés López, por la adjudicación a dedo de un contrato de 1,2 millones de euros a una empresa afín a la alcaldesa Ada Colau.

Las pesquisas se han puesto en marcha tras una denuncia recibida recientemente, y el ministerio público tiene ahora seis meses para indagar en el asunto, revisando documentación y realizado inspecciones e interrogatorios, según ha avanzado El Confidencial.

Relacionada con Decidim Barcelona

El contrato bajo sospecha fue otorgado por el consistorio a Brothers Control SL, una compañía que nació hace ocho años y que solo factura 700.000 euros anuales, una cantidad muy inferior a la adjudicación.

La administradora única de la empresa es Esther Belmonte Parra, que también está dada de alta en la plataforma informática Decidim Barcelona --con el alias Reina Madre--, impulsada por Colau para someter a votación popular diversos temas de debate relacionados con la política municipal.

Apoyo a los cortes de tráfico

Con estos 1,2 millones de euros, Brother Control SL debe prestar servicios auxiliares de apoyo a los cortes de tráfico que el ayuntamiento viene aplicando en diversas calles de Barcelona en los últimos meses durante los fines de semana (especialmente en el Eixample, donde el equipo de Colau pretende reducir drásticamente la movilidad de vehículos privados) para convertirlos temporalmente en espacios peatonales.

De hecho, Brother Control SL se presenta como una compañía que "se dedica al control de accesos tanto en pequeños como grandes eventos, incluido el control de masas así como el control de acceso en discotecas, salas de baile, teatros, porterías, garajes, hoteles, locales comerciales y grandes superficies".

Un gerente polémico

Sin embargo, el contrato ha generado suspicacias en la Fiscalía Antifraude. Y Manuel Valdés --cuyo sueldo supera los 98.000 euros anuales-- está en el punto de mira de la investigación.

Valdés, además, ha participado en algunas de las gestiones más polémicas del ayuntamiento, como son la regulación de las motos de uso compartido y los patinetes eléctricos.

Destacadas en Crónica Política