Menú Buscar
Imagen de Ruth Mateu, que dejó la 'conselleria' de Transparencia el pasado viernes / EFE

Anticorrupción investiga a los socios del PSOE en el Gobierno balear

La fiscalía sospecha del uso que los econacionalistas de MÉS han hecho de varios contratos por valor de 154.000 euros

3 min

La Fiscalía Anticorrupción tiene un nuevo frente en Baleares. El ministerio público ha abierto diligencias penales para investigar los contratos que, por un importe total de más de 154.000 euros, adjudicó a dedo el partido econacionalista MÉS --socio de gobierno del PSOE en las islas-- a las empresas del que fue el jefe de campaña de la formación durante las últimas elecciones, Jaume Garau.

Se trata de unos hechos que han suscitado numerosas reacciones en los últimos días y que, de hecho, provocaron la dimisión, el pasado viernes, de la consellera de Transparencia, Cultura y Deportes del Gobierno balear, Ruth Mateu. Ahora, Anticorrupción busca esclarecer si en la actuación de diversos departamentos controlados por MÉS se produjo delito con el objetivo de favorecer a Garau.

El vicepresidente

Una de las consellerias afectadas por las concesiones presuntamente irregulares es la de Innovación, Investigación y Turismo, dirigida por el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Biel Barceló, quien se ha apresurado a asegurar que nunca se ha quedado "ni un euro público".

Según las informaciones publicadas por Diario de Mallorca, el contrato otorgado por este departamento asciende a 55.660 euros y fue adjudicado de forma directa y sin concurso mediante un procedimiento negociado sin publicidad. La mayoría de las adjudicaciones restantes, llevadas a cabo a través de otras áreas, son contratos menores que no superan los 18.000 euros.

El fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, no ha tardado en incoar diligencias, a pesar de que el PP había valorado la posibilidad de denunciar los hechos ante el ministerio público.

Seis meses para investigar

A partir de ahora, Anticorrupción dispondrá de seis meses para indagar el alcance de los hechos y determinar si deben ser investigados judicialmente. En ese caso, transcurrido ese medio año, deberá interponer la correspondiente denuncia en los tribunales. De no hallar indicios delictivos, tendrá que archivar sus pesquisas. 

Mientras tanto, a nivel político las respuestas no se han hecho esperar. Así, la presidenta del Gabinete balear, Francina Armengol, ha mostrado su disposición a colaborar con la fiscalía mientras que Podemos, que apoya externamente a PSOE y MÉS, considera que Barceló debe dimitir si finalmente los investigadores concluyen que las contrataciones fueron ilícitas. Ciudadanos, por su parte, solicita que Armengol se someta a una cuestión de confianza a raíz de estos hechos.