Menú Buscar
Sergi Rodríguez 'Teti' (segundo por la izquierda), miembro de la CUP, condenado por agredir a un concejal del PP / CG

Antes la cárcel que disculparse ante un concejal del PP agredido

Sergi Rodríguez 'Teti', miembro de la CUP, ha sido condenado a un año de prisión por propinar un puñetazo a un edil 'popular', que le propuso retirar la denuncia si le pedía perdón

2 min

Orgullo antisistema hasta las últimas consecuencias. Un miembro de la CUP, Sergi Rodríguez, conocido como Teti, ha preferido ser condenado a la cárcel que pedir disculpas al concejal del PP al que propinó un puñetazo durante las fiestas de Berga (Barcelona).

La víctima, Juan Antonio López Noguera, aseguró que retiraría la denuncia si Teti le pedía perdón públicamente. El acusado se negó y acaba de ser sentenciado a un año de prisión por un delito de atentado y a seis meses de multa a razón de seis euros por día. A pesar de este empeño en seguir con la causa judicial hasta el final, el caso Teti dio lugar a numerosas movilizaciones de protesta por parte de colectivos antisistema. La dirigente de la CUP, Anna Gabriel, asistió a un Pleno del Parlamento catalán con una camiseta en la que se pedía la absolución del Rodríguez.

"Pepero de mierda"

En la sentencia, que se acaba de hacer pública, la Audiencia de Barcelona declara probado que cerca de las tres de la madrugada del 7 de junio de 2012, el acusado se encontraba en la Patum de Berga, una de las fiestas locales más conocidas de Cataluña, cuando se cruzó con el concejal, a quien dirigió insultos del tipo “pepero de mierda”, “hijo de puta” y “fascista”. A continuación, “le agredió propinándole un fuerte golpe que alcanzó al acusado en la parte occipital de la cabeza”.

El tribunal ha tenido en cuenta las declaraciones de varios testigos que vieron el puñetazo para dar verosimilitud a la denuncia del concejal. Por el contrario, Teti negó los hechos. Ni siquiera sabía que era un concejal del PP, aseguró.

La Audiencia ha tenido en cuenta las dilaciones del proceso para aplicar un condena inferior, pero rechaza la atenuante de embriaguez alegada por la defensa.