Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anna Grau, diputada de Ciudadanos en el Parlament

Anna Grau, al independentismo: "Hablaré en castellano cuando me dé la gana"

La diputada de Cs reprocha al Govern la falta de vacunación a policías y guardias civiles: "A mí se me caería la cara de vergüenza"

Ricard López
4 min

La periodista Anna Grau se estrenó este jueves como nueva diputada de Ciudadanos (Cs) en el Parlament con un contundente discurso de denuncia contra la gestión del Govern, en el cual no faltaron alusiones a la lengua, tema de actualidad por el rechazo que el uso del castellano suscita en determinados sectores del independentismo y sus dirigentes.

La diputada dejó clara su defensa del bilingüismo en la Cámara cuando, tras realizar una de sus intervenciones en catalán, dirigió un mensaje al secesionismo apuntando que "he hecho esta explicación en catalán porque me ha apetecido, pero cuando me dé la gana hablaré en castellano, porque las personas libres hablamos en catalán o en castellano según nos da la gana, en el Parlamento de Cataluña y en todas las instituciones de esta gran tierra".

"Vergüenza" por la falta de vacunación a policías

Durante su exposición, Grau no escatimó críticas a la consellera de Salud, Alba Vergès, por su gestión en la pandemia y, más concretamente, aludiendo a la falta de vacunación a los policías y guardias civiles en Cataluña, después de que esta misma semana el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) haya instado a inmunizar a sus agentes en la misma proporción que a los Mossos d'Esquadra: "A mí se me caería la cara de vergüenza de que el TSJC haya tenido que decir lo que dice de este Govern, de no haber vacunado a los policías y, encima, avivar un discurso de odio" contra estas dos fuerzas de seguridad del Estado.

La diputada de Cs, asimismo, les preguntó qué harán una vez se levante el estado de alarma, después de culpar siempre "de todo a Madrid".

"Necesitamos un gobierno ya"

Grau, por otra parte, también denunció la falta de ecuanimidad de los dirigentes secesionistas en las instituciones al afirmar que "la separación de poderes no es su fuerte, sólo hay que ver cómo funciona la Mesa de este Parlament", así como su "amenaza permanente de apretar el botón de la desobediencia".

La diputada, asimismo, no escatimó críticas a la pugna entre JxCat y ERC en su intento de revalidar mandato al frente del Govern. En este sentido, definió los dos fallidos intentos del republicano Pere Aragonès de ser investido como presidente de la Generalitat como una "investidura masoca", dadas las reticencias de los posconvergentes a votar a su favor. "Los catalanes necesitamos un gobierno ya, bueno, malo o regular, pero ya", afirmó, después de que el anterior se disolviera en diciembre y las elecciones se celebraran el pasado febrero.