Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anna Gabriel, diputada de la CUP en el Parlament / EFE

Anna Gabriel dice ahora que el referéndum unilateral no es una línea roja para apoyar a Puigdemont

Los antisistema vuelven a aproximar posturas con JPS, tras el cisma interno que provocó su veto a los presupuestos

Redacción
2 min

Ante una CUP dividida por el veto a los presupuestos de la Generalitat, el sector que más contrario a CDC intenta ahora aproximar posturas y demostrar de los antisistema no son responsables del bloqueo del "procés. La portavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel, asegura ahora que la propuesta de celebrar un referéndum unilateral de independencia (RUI) no es una ‘línea roja’ ni es imprescindible para negociar el apoyo de su formación a la cuestión de confianza que ha planteado el presidente Carles Puigdemont para septiembre. Gabriel fue una de las principales defensoras del no a las cuentas catalanas, lo que dio lugar a un cisma en su formación.

Culminar la hoja de ruta

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Gabriel ha dicho que la CUP considera que, aunque el referéndum unilateral no es imprescindible para obtener el apoyo de su grupo en la cuestión de confianza, Carles Puigdemont, “sí que entendemos que es una forma de culminar la hoja de ruta” y de “marcar el punto de unilateralidad”.

Para la portavoz de la CUP en el Parlament, la cuestión de confianza puede ser una buena oportunidad para visualizar “la puesta en escena de cómo culminamos la legislatura y el proceso abierto”, puesto que para su formación lo importante es ver que el Gobierno catalán tiene el propósito de “iniciar la recta final de la legislatura en clave de excepcionalidad”.

Según Gabriel, la CUP ha planteado la propuesta de celebrar una cumbre de partidos al entender que es una buena forma de analizar la posibilidad de incluir el referéndum en la hoja de ruta.

La CUP vincula la negociación con la hoja de ruta y con la cuestión de confianza “pero no hemos hablado aún con JxSí, aunque esperamos poder hacerlo, no sería bueno ir a la cuestión de confianza de forma sorpresiva, si el Govern espera el apoyo de la CUP”, ha apuntado.