Menú Buscar
La portavoz de la CUP en el Parlamento autónomico, Anna Gabriel, ha participado en el programa 'La Tuerka' de Pablo Iglesias

Anna Gabriel confiesa a Pablo Iglesias que JxSí quiere "eliminar" a la CUP

La dirigente de la formación anticapitalista acusa a sus socios en la aventura secesionista de tener a gente trabajando para destrozarles

3 min

La portavoz de la CUP en el Parlamento autónomico, Anna Gabriel, ha arremetido este lunes contra Junts pel Sí (JxSí) al considerar que buscan su extinción política: “Nos han querido eliminar y todavía hay gente que trabaja para destrozarnos”.

Gabriel ha hecho estas duras afirmaciones durante una entrevista realizada por el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en su célebre programa online La Tuerka.

Según la activista independentista, el apoyo que obtuvo la CUP en las elecciones autónomicas del pasado 27 de septiembre --convirtiéndose en un actor clave para los propósitos secesionistas-- cogió de improviso a a CDC, ERC y otras figuras del independetismo catalán. A este respecto, Gabriel ha tildado la lista unitaria de JxSí de "artefacto" que fue diseñado "para ganar" sin necesitar el apoyo externo de su formación. 

"Invento plebiscitario"

La dirigente de la CUP tampoco se ha mordido la lengua al considerar que la cita electoral de septiembre fue "un invento plebiscitario" donde no quedó claro el "recuento" de los votos: "Si hubiéramos podido hacer un referéndum no hubieramos recorrido a esta especie de invento de elecciones plebiscitarias, pero solo eran plebiscitarias si las querías convertir en plebiscitarias", ha sostenido.

Respecto a su relación con CDC y ERC ha admitido que es "un pacto antinatura": "En esta legislatura, con una mayoría independentista en la que hay un Gobierno que no tiene el apoyo de un único partido, que necesita el nuestro, nos vemos con unos debates muy importantes. Es proporcional la tensión que nos genera esta situación por antinatura". 

"Pressing CUP"

La portavoz de la CUP es una de las que más vehementemente se opuso a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat. Fue entonces cuando se desató una campaña en las redes para presionar a su organización con el fin de alinearse políticamente con los intereses de CDC y ERC.

Gabriel ha criticado esta campaña orquestrada, a su juicio, por el entorno de la antigua Convergència: ”Nos han llevado a un terreno para destrozarnos, que es distinto que gestionar o cabalgar en las contradicciones”, ha remachado.