Menú Buscar
Àngel Ros, alcalde de Lleida, en una imagen de archivo / EFE

Àngel Ros será el embajador de España en Andorra

El socialista dejará la alcaldía de Lleida, que ha presidido durante los últimos 14 años, en los próximos días

01.08.2018 09:40 h.
3 min

Àngel Ros dejará la alcaldía de Lleida, que ocupa desde 2004, para convertirse en el nuevo embajador de España en Andorra, un nombramiento que aprobará el Consejo de Ministros del viernes. Aún no está claro cómo se organizará la sucesión al frente de La Paeria.

Está previsto que hoy mismo el Gobierno de Andorra dé el placet al nombre propuesto por el titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, natural de Lleida y un hombre próximo al hasta ahora alcalde de la ciudad.

Opción personal

Pese a que el PSC estaba de acuerdo en que Ros repitiera como candidato en 2019, las presiones familiares habrían determinado la decisión final, según el diario Segre. Ahora, el consistorio deberá celebrar dos sesiones plenarias. Una para la renuncia y otra para elegir al sucesor.

En teoría, la primera teniente de alcalde, Montse Mínguez, debería ser la sucesora, pero el partido se inclina por Fèlix Larrosa, segundo teniente de alcalde y secretario del PSC de la ciudad. Es la misma situación que se produjo en 2004, cuando renunció Antoni Siurana y Àngel Ros no era el primer teniente de alcalde, pero sí el candidato del partido.

En busca de destino

Al principio se había barajado el nombre de Ros para presidir una empresa pública e incluso se le preguntó a su última conferencia en Barcelona por la posibilidad de ser destinado a la legación española en el Vaticano, finalmente el destino ha sido Andorra después que el anterior titular, Manuel Montobbio de Balanzó, fuera nombrado el pasado viernes embajador de España en el Consejo de Europa con sede en Estrasburgo, a pesar de que se había anunciado el nombramiento del actual titular en Irlanda.

La decisión cuadra con las expectativas de Ros, que se mantendrá cerca de Lleida y de su familia, y también el Gobierno andorrano para lo que se valora muy positivamente su conocimiento del país, su experiencia y su condición de catalanohablante, puntos que han pesado más en la decisión de Borrell que las reticencias del cuerpo diplomático en el nombramiento de embajadores políticos como ocurrió con los también alcaldes de A Coruña, Francisco Vázquez, o de Barcelona, ​​Joan Clos, que fueron destinados al Vaticano y en Turquía.

Los primeros retos que deberá afrontar Ros en este nuevo cargo destacan la implantación del sistema de GPS en el aeropuerto de la Seu d'Urgell y, también, la preparación de la cumbre iberoamericana que se celebrará en Andorra en 2020 y en la está prevista la asistencia de jefes de Estado como Felipe VI.

 

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información