Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, junto al responsable de la estrategia de consumo responsable de la entidad independentista, David Fernàndez / CG

La ANC, como Torra: pone como ejemplo la independencia eslovena que causó medio centenar de muertos

La entidad organiza un congreso en mayo para defender la idea de la secesión unilateral de Cataluña

7 min

"La vía unilateral o de los hechos consumados ha sido, a lo largo de la historia, la más utilizada por los Estados de nueva creación para conseguir la independencia". Bajo esta consigna acaba de organizar la Assemblea Nacional Catalana (ANC) un nuevo evento en plena pandemia de coronavirus, enmarcado en su objetivo de defender la secesión unilateral de Cataluña. Se trata del "Congreso de independencias unilaterales", en el cual se pone como ejemplo el caso de Eslovenia. Un país que se separó de la antigua Yugoslavia en 1991, después de una guerra de diez días que dejó tras de sí más de 70 muertos y centenares de heridos. Un dato que la organización ultranacionalista, eso sí, oculta en su promoción del acto.

La cita tendrá lugar los próximos 7 y 8 de mayo, y pretende estudiar "los procesos de independencia de las repúblicas bálticas y de Eslovenia", de cara a "extraer lecciones y aprendizajes que puedan ser útiles para el caso catalán". Casos que toman como modelos por ser "regionalmente y temporalmente cercanos"; y porque consiguieron su objetivo "a través del desbordamiento democrático y la desobediencia civil". Para ello, contarán con ponentes de dichos países, como el  exministro de Exteriores esloveno Dmitrij Rupel --"observador internacional", a su vez, del referéndum ilegal del 1-O en 2017--, el dirigente estonio Ülo Laanoja y el letón Vents Armands Krauklis. Uno de los workshops tratará sobre "seguridad y defensa" --incluidos "los principales aprendizajes en el campo militar" y "la creación de unas fuerzas armadas propias" en dichos países tras lograr la secesión--; y otro, sobre "estrategias de control del territorio".

Uno de los debates del congreso de la ANC versará sobre "seguridad y defensa"
Uno de los debates del congreso de la ANC versará sobre "seguridad y defensa" / INDEPENDENCIESUNILATERALS.ASSEMBLEA.CAT

El precedente de Torra

No es la primera ocasión que desde el ultranacionalismo catalán se apela al caso esloveno como ejemplo. Ya en 2018, el por aquellas fechas presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo reivindicó en varias ocasiones. Una de ellas, en la presentación del Consell per la República celebrada en Bruselas, donde el mandatario de JxCat señaló: "Los catalanes hemos perdido el miedo. No nos dan miedo. No hay marcha atrás en el camino hacia la libertad. Los eslovenos decidieron seguir adelante con todas las consecuencias. Hagamos como ellos y estemos dispuestos a todo para vivir libres", dijo, ocultando también sus trágicas consecuencias.

Días después, su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, abundó en el tema aduciendo que él estuvo en Eslovenia en 1991 y vio "gente pacífica que se defendía de agresiones violentas del ejército yugoslavo". Bajo su punto de vista, "la pregunta no es si la vía eslovena es la que se tiene que seguir", sino si "la vía serbia es el proyecto que ofrece España". Siguiendo esa lógica belicista, el prófugo exigió a las autoridades españolas que se comprometan a no usar la violencia: "Nosotros nunca lo haremos para lograr nuestro objetivo. Me gustaría escuchar la misma respuesta por su parte".

Más del 90% de participación y de 'síes'

Eslovenia --la región más próspera de la antigua Yugoslavia-- celebró un referéndum de independencia unilateral el 23 de diciembre de 1990, en contra de la voluntad de las autoridades yugoslavas. El plebiscito tuvo una participación del 93% sobre los 1,5 millones de ciudadanos con derecho a voto y el 95% se posicionó a favor de la ruptura. En Cataluña, apenas la mitad de la población vota a partidos secesionistas.

La ANC, anunciando el congreso sobre independencias unilaterales en sus redes sociales
La ANC, anunciando el congreso sobre independencias unilaterales en sus redes sociales

A pesar de que el Gobierno esloveno era consciente de que las autoridades federales se oponían a la separación, y que podría haber una intervención militar, continuó adelante con el proceso de separación, que contaba con la simpatía de occidente, especialmente de Alemania y EEUU.

Preludio de la Guerra de los Balcanes

El 25 de junio de 1991 --seis meses después del referéndum--, Eslovenia declaró su independencia​ de Yugoslavia tras una votación casi unánime del Parlamento regional y en paralelo a una declaración similar de Croacia. El Gobierno esloveno esperaba la intervención del ejército yugoslavo, para lo que llevaba meses preparando sus propias fuerzas armadas.

La denominada Guerra de los Diez Días comenzó al día siguiente, con la entrada de las tropas del Ejército Popular Yugoslavo en territorio esloveno. A causa de la misma murieron una veintena de personas por el bando esloveno, casi 50 por parte del yugoslavo y 12 ciudadanos extranjeros --entre ellos, algunos periodistas--, además de dejar tras de sí cientos de heridos en ambos bandos y miles de prisioneros.

El conflicto fue el preludio de la reacción en cadena de declaraciones de independencia en el resto de repúblicas yugoslavas, lo que acabó derivando en la sangrienta Guerra de los Balcanes, que se prolongó durante toda la década de los 90.