Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, durante la concentración para exigir un Govern independentista / EFE

La ANC resucita para reclamar a JxCat y ERC "un Govern del 52%"

La ANC, que preside Elisenda Paluzie, resucita ahora para reclamar un Govern "del 52%" que lleve a la independencia con la presión a JxCat y ERC para que lleguen a un acuerdo

3 min

“Interceder”. Es el verbo que utiliza la ANC, que ha resucitado ahora para reclamar un acuerdo entre los partidos independentistas. Nada debe entorpecer, a juicio de la entidad que preside Elisenda Paluzie, “el Govern del 52%”, en alusión al porcentaje de independentistas, sin contar con ese porcentaje incluye los votos del PDECat, que no tuvieron representación en el Parlament.

La ANC, apartada por los propios partidos independentistas en los últimos meses, quiere sacar la cabeza con esa idea de que el movimiento es mayoritario, y exige que tanto Junts per Catalunya como Esquerra superen sus diferencias de inmediato. "La ANC intercede", señala en un comunicado. 

"Responsabilidad y obligación"

El tiempo apremia, y las negociaciones deberían intensificarse y ser muy productivas para que este martes, en el segundo debate de investidura del republicano Pere Aragonès, se pueda llegar a ese acuerdo.

Elisenda Paluzie, en un acto de la ANC ante las fuentes de Montjuïc de Barcelona antes de las elecciones del 14F / ANC
Elisenda Paluzie, en un acto de la ANC ante las fuentes de Montjuïc de Barcelona antes de las elecciones del 14F / ANC

La entidad señala que se ha reunido con los dos partidos, pero también con la CUP, para buscar ese pacto. Todos ellos tienen “la responsabilidad y la obligación de llegar a un acuerdo. Ni la emergencia social, sanitaria y económica en la que está inmersa el país, ni los resultados de las últimas elecciones dan margen al desacuerdo”, asegura la ANC en un comunicado.

¿Independencia?

Pero, ¿con qué fin? Para la ANC no puede ser otro que el de construir un Ejecutivo “fuerte” que avance hacia la “independencia”. Ya antes de las elecciones la ANC se decantó claramente a favor de Junts per Catalunya, provocando un gran malestar en Esquerra Republicana, y ahora ese nuevo empuje en busca del acuerdo es más una presión hacia los republicanos para que acepten las condiciones de JxCat, especialmente respecto al Consell de la República.

La entidad propone “repensar” esa organización que impulsó Carles Puigdemont, con un nuevo equilibrio interno: un núcleo dirigente a partir de dos representantes de ERC, dos de Junts per Catalunya, uno de la CUP, uno de Òmnium Cultural y otro de la ANC.

Destacadas en Política