Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elisenda Paluzie (c) en la presentación de la 'Diada' independentista 2020 / ANC

La ANC lanza una campaña-farsa para promover la soberanía fiscal

La entidad insiste a los contribuyentes en que liquiden sus impuestos en la Agencia Tributaria de Cataluña, pese a que esta opción lleva años en vigor en la comunidad

4 min

La Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) ha lanzado una campaña de soberanía fiscal para pavimentar, según sus argumentos, el camino hacia la independencia. Solo que esta vez la propuesta de la entidad presidida por Elisenda Paluzie no tiene ninguna incidencia real sobre la vida de los ciudadanos.

La iniciativa propone liquidar los impuestos en la Agencia Tributaria de Cataluña, un organismo subordinado a la administración general que solo posee competencias de recaudación. Pese a ello, Paluzie defiende la medida como "una campaña de apoderamiento y un ejercicio práctico de independencia fiscal". La plataforma anima a autónomos, pymes, sindicatos y partidos políticos a sumarse a una operación para impulsar la "ruptura" con el Estado.

Campaña "a largo plazo"

Los impulsores de esta estrategia sostienen que se trata de una iniciativa "a largo plazo", si bien se marcan la próxima liquidación trimestral del IVA como una prueba de fuego. "La gente tiene la llave para obligar a la Generalitat a prepararse. Cuando la gente presiona, las instituciones se ven obligadas a rematar el trabajo", ha señalado David Fernández, vicepresidente de la entidad.

La ANC lamenta que actualmente el organismo autonómico solo recauda el 5,3% de tributos generados en la comunidad. Según Paluzie, esta cantidad es totalmente insuficiente para "reconocer el Govern como nuestra autoridad fiscal" y supone una "debilidad" para materializar la secesión de Cataluña. En este sentido, la portavoz ha reconocido que exigirán a las formaciones independentistas que se sumen a la campaña de cara a los próximos comicios del 14 de febrero.

Una propuesta efectista

En realidad, la capacidad de declarar el IRPF, el IVA o el impuesto de Sociedades en la ventanilla catalana existe desde hace años. De hecho, en la etapa de Cristóbal Montoro al frente del Ministerio de Hacienda se detectó que unas 150 empresas públicas catalanas liquidaban estos tributos ante el ente autonómico.

El Gobierno sostuvo que esta actuación no representaba ningún problema ya que los recursos terminaban llegando a las arcas públicas. La Agencia Tributaria de Cataluña, pese a las pretensiones de la ANC, actúa como una simple intermediaria entre los contribuyentes y la administración general del Estado. Añade mayor burocracia al proceso, pero el dinero tiene el mismo fin. 

La Cambra se desvincula

La nueva actuación de la ANC no ha contado con el apoyo de la Cambra de Comerç. Fuentes de la entidad de dinamización empresarial local subrayan que la nueva ejecutiva de Joan Canadell ha decidido desvincularse de la agenda de la plataforma independentista.

Pese a que Canadell llegó a la presidencia de la Cambra aupado por la campaña Eines de País, impulsada por la ANC para copar puestos de influencia en la sociedad catalana, la institución se muestra ahora más precavida. Las mismas fuentes recuerdan que ambas entidades persiguen sus propios objetivos y que la etapa de colaboración entre ambas ha quedado anclada en el pasado.

Destacadas en Política