Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Elisenda Paluzie, presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) / WIKIPEDIA

La ANC denuncia el "discurso del odio contra los catalanes" en un subforo de la ONU

Paluzie presume de hablar en una organización internacional proderechos de los aborígenes y las tribus africanas

3 min

Nueva ronda de victimismo de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC). La plataforma secesionista liderada por Elisenda Paluzie ha denunciado el discurso del odio contra la "minoría catalana" en España. La portavoz lo ha hecho en una jornada online organizada por la Organización de Naciones y Pueblos No Representados (UNPO), un desconocido foro internacional con sede en La Haya (Países Bajos).

Según Paluzie, en España se está produciendo una escalada alarmante de "delitos de odio contra la minoría nacional catalana" tras el referéndum ilegal del 1-O. Además, la ANC considera que "la deshumanización ha abierto el camino a declaraciones más violentas, sobre todo en las redes sociales" en el marco de una "campaña sistemática de represión".

Una plataforma indigenista

Pese a que la ANC ha presumido de hablar ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), la UNPO está desvinculada de la organización internacional. Las relaciones entre la UNPO y la ONU son bilaterales, siendo la primera una plataforma de escasa relevancia que solo cosecha cierto interés entre corrientes de opinión indigenistas y étnicas.

Entre las ocupaciones de este foro se encuentra la defensa del derecho de autodeterminación de los pueblos. De ahí que la ANC pidiera ingresar en la entidad el año pasado. Sin embargo, un repaso a los miembros de la organización destaca el carácter anómalo de la cuota catalana. En efecto, la mayoría de participantes se encuentran en países en vías de desarollo o en contextos de crisis humanitarias y bélicas.

Los catalanes, junto a los masai

Así, los masai, los ogoni, los oromo y los pigmeos son algunos de los socios africanos. En representación de Asia aparecen los chin (una minoría cristiana en China), los naga de la India y los habitantes de la conflictiva región del Kurdistán. Los aborígenes australianos y los pobladores autóctonos de Hawaii, llamados Ka Lahui Hawai'i, conforman la delegación de Oceanía en la UNPO.

En Europa, los catalanes comparten lista con los tártaros de Crimea, los griegos de Albania, los húngaros que residen en Rumanía, los kosovares o los circasianos. Todos estos colectivos, localizados en su mayoría en el Cáucaso y la extinta Yugoslavia, sufren las consecuencias de la descomposición del mapa político europeo tras la primera y la segunda guerra mundiales. Una situación que no tiene parangón en el caso de Cataluña pese a las reivindicaciones de la ANC.