Menú Buscar
Eduardo Zaplana, detenido en Valencia por presunto blanqueo de capitales / EFE

El amigo de Zaplana que le ayudó a ocultar propiedades compradas con comisiones ilegales

Su persona de confianza en el Ayuntamiento de Benidorm y la Generalitat Valenciana, Joaquín Barceló, también fue detenido el martes

23.05.2018 09:19 h.
3 min

Eduardo Zaplana usó un matrimonio amigo para ocultar un imperio inmobiliario durante 20 años. El exministro de Trabajo de Aznar, que fue detenido el martes por presunto blanqueo de capitales y un delito fiscal, estableció un entramado junto con Joaquín Barceló Llorens para tapar propiedades que había comprado supuestamente con dinero obtenido a través de comisiones ilegales.

De hecho, tanto Barceló como su esposa, Felisa López González, fueron arrestados el martes en la misma operación de la Guardia Civil, bautizada como Erial. Se trata de un amigo de la infancia de Zaplana –ambos crecieron en Benidorm–, que después ocupó puestos de responsabilidad en la administración de mano del político. La Unidad Central Operativa (UCO) del Instituto Armado lo sitúa en la trama de blanqueo de capitales.

Una decena de empresas

Según la investigación que adelanta El Confidencial, Barceló y su mujer crearon una decena de empresas de promoción y alquiler de viviendas, que sirvieron para blanquear parte de los 10,5 millones de euros que se escondieron después en Uruguay, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo y Andorra. Hace dos meses, Zaplana compró un piso de 270 metros cuadrados y dos millones de euros en el barrio de Chamberí (Madrid), sin necesidad de crédito ni hipoteca.

Este movimiento fue el definitivo para que la Guardia Civil ahondara en la investigación, que ha durado dos años. La primera sociedad creada por Barceló y su mujer fue Costera del Glorio SL, todavía activa desde 1999. El patrimonio de viviendas y locales supera los 1,9 millones.

Ayuntamiento, Generalitat y Terra Mítica

Cuando Zaplana era alcalde de Benidorm –entre 1991 y 1994–, Barceló ocupó la dirección del Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de la ciudad. Cuando el político que ha sido expulsado del PP tras la detención accedió a la Generalitat Valenciana, su amigo volvió a encargarse de un cargo de confianza. En este caso, fue el director general de Turismo.

En su etapa como ministro de Trabajo, Zaplana intervino para que Barceló entrara en el consejo de administración de Terra Mítica. Fue responsable de Relaciones Institucionales del parque temático entre 2003 y 2016.