Menú Buscar
Dos manifestantes posan con una bandera catalana y otra española en la marcha contra la independencia / CG

Ambiente festivo en la marcha por la unidad de España

Familias, ancianos y jóvenes han llenado las calles de Barcelona con banderas españolas y catalanas contra el secesionismo

5 min

Se autoproclaman la “mayoría silenciosa”, pero este domingo se han dejado escuchar. La multitudinaria manifestación que ha clamado por la unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña ha sido un acto festivo por las calles de Barcelona. El ambiente familiar, con personas mayores y jóvenes equipadas con banderas españolas y catalanas, ha dominado una jornada sin incidentes.

El centenar de autobuses que han llegado de todo el país han hecho que antes de la hora prevista para el inicio de la marcha, a las 12.00 horas, miles de personas ya esperaran en la plaza Urquinaona. De ahí ha salido la comitiva. La cabecera sostenía una pancarta en la que se podía leer “Prou! Recuperem el seny”, tras la cual se han situado tanto los políticos presentes y otras personalidades.

manifestacion unidad cabecera

La cabecera de la manifestación por la unidad de España en Barcelona, con políticos y personalidades / CG

Los líderes de Ciudadanos Albert Rivera e Inés Arrimadas, junto al presidente del PP de Cataluña, Xavier García Albiol; la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; y el presidente del grupo del PP en Barcelona, Alberto Fernández. Todos ellos, arropados por el escritor peruano Mario Vargas Llosa, el presidente de Societat Civil Catalana, Mariano Gomà, y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell, entre otros. 

“Puigdemont, a prisión”

El punto de inicio se ha quedado pequeño para albergar a los asistentes. Por lo que la cabecera ha empezado a caminar cuando algunos de los manifestantes ya empezaban a llegar al final de Via Laietana. “Puigdemont, a prisión” ha sido el grito más escuchado, junto a los clásicos “Que no nos engañen: Cataluña es España”, “Yo soy español”, “Viva España y viva Cataluña”, y algunos cánticos más novedosos: “No queremos los Mossos amorosos” y “Ésta es nuestra policía”. 

manifestacion unidad espana barcelona

Los manifestantes se dirigen a la estación de Francia, donde se han llevado a cabo los parlamentos / CG

Junto a las banderas españolas y a las senyeres destacaban las de la Unión Europea. Ésta se ha convertido también en una de las reivindicaciones del día, ante la constatación de que una Cataluña independiente quedaría fuera de la UE: “Se nota, se siente, Europa está presente”. Los símbolos de Ciudadanos y de los organizadores, Societat Civil Catalana, tampoco han faltado. Incluso algunos han reaprovechado su bandera blanca de la concentración Hablemos del sábado, que pedía diálogo en el conflicto.

hablemos manifestacion unidad

Un manifestante sostiene una bandera de Hablemos, la concentración del sábado a favor del diálogo en el conflicto catalán / CG

La banda sonora

Aunque los manifestantes no necesitaban animación, una furgoneta que precedía la cabecera ha puesto banda sonora a la jornada reivindicativa. Varios speakers guiaban desde allí los cánticos con unos altavoces potentes, y los alternaban con pasos dobles, alguna habanera y el Que viva España de Manolo Escobar. Los más cercanos bailaban y caminaban al ritmo de la música.

Las fuerzas de seguridad han tenido momentos de protagonismo a lo largo del recorrido. Varios manifestantes saludaban a los agentes de la Policía Nacional que trabajaban en la marcha, se sacaban selfies con ellos e incluso les besaban agradeciéndoles su actuación en el 1-O.  

manifestacion unidad policia

Dos mujeres se sacan un selfi con un agente de la Policía Nacional durante la manifestación contra la independencia / CG

El fin de fiesta, previo a los parlamentos en frente de la estación de Francia, ha sido para el Mediterráneo de Joan Manuel Serrat. Los manifestantes que ya habían llegado al escenario dejaban paso a la comitiva mientras cantaban la canción, que se ha convertido en símbolo para los contrarios a la independencia desde que el cantautor mostró su desacuerdo en la forma de convocar el referéndum del 1-O, pese a ser partidario del derecho a decidir.