Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès se reúne con representantes de Plataforma per la Llengua, todos ellos partidarios de la inmersión monolingüe obligatoria en catalán, en Barcelona / EP

Alud de sentencias contra la inmersión tras la resolución del Supremo

El TSJC ultima otras dos sobre escuelas que incumplen el 25% de castellano, y una decena de familias preparan recursos: “Habrá muchas más”, afirman desde Impulso Ciudadano y AEB

7 min

“Esto no ha hecho más que empezar”. La Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) e Impulso Ciudadano, asociaciones que llevan años defendiendo los derechos de los padres que quieren escolarizar a sus hijos en castellano, aseguran que la resolución del Tribunal Supremo (TS) no es un punto y aparte en esa lucha. Habrá más sentencias, previsiblemente favorables a impartir un 25% de horas lectivas en castellano, tras la jurisprudencia del TC.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) está a punto de emitir sendas resoluciones sobre proyectos lingüísticos que no respetan ese porcentaje, avalado por la justicia. Pero es que, además, hay otras diez familias que ultiman recursos. "Y habrá más. Hay bastantes opadres dispuestos a defenderse", explica a este medio el presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo.

Todo ello es fruto del trabajo de estas dos asociaciones constitucionalistas, empeñadas en demostrar y denunciar que en Cataluña se incumplen las resoluciones judiciales que fijan un 25% de horario lectivo en castellano. Esta es la cuota que los tribunales consensuaron, ante el permanente rechazo de los sucesivos gobiernos soberanistas a elevar la presencia de la lengua catalana.

Los argumentos del Govern

En efecto, la Generalitat ha recurrido sistemáticamente las sentencias catalanas, lo que había dejado en suspenso su ejecución a la espera de que el Supremo resolviera el recurso de casación. Lo ha hecho de la manera más contundente, no admitiendo siquiera ese recurso, en el que el Govern ha utilizado argumentos, según la documentación a la que ha tenido acceso Crónica Global, basados en la falta de legitimidad de los padres para cambiar el modelo lingüístico en la escuela: "El recurso de casación no discute la pretensión resuelta por el apartado 2 del fallo de la sentencia (reconocimiento del derecho de los hijos del recurrente a recibir durante su enseñanza obligatoria, junto con sus condiscípulos, en el centro y curso en el que sigan sus estudios, una enseñanza que incluya el castellano como lengua vehicular, en proporción razonable), sino que se dirige exclusivamente contra el apartado 3 del fallo, en el que se anula el proyecto lingüístico de toda la escuela”.

Un exhaustivo informe

En mayo de 2019, la AEB dio a conocer un exhaustivo informe basado en el análisis de 2.214 proyectos lingüísticos (PLC) --43 corresponden a centros de Educación Infantil Inicial (guardería), 1.626 a centros de Educación Infantil y primaria, 524 a centros de Secundaria y Bachillerato y 21 a centros especiales--. Concluía que el castellano no es lengua vehicular en las escuelas catalanas, pues ningún centro analizado cumple con el mínimo del 25% de horas en castellano impartidas en asignaturas troncales, tal como ordenan diferentes sentencias judiciales. En este sentido, solo 25 centros imparten en castellano asignaturas troncales en algún trimestre escolar.

castellano colegios
Uso del castellano en los colegios catalanes, según un estudio de la AEB

El Govern no se lo puso fácil a esta asociación, pues en lugar de facilitarle esos proyectos, obligó a AEB a consultarlos uno por uno. Es tal la cerrazón de la Consejería de Educación en esta materia que, en septiembre de 2020, la Comisión de Garantía del Derecho de Acceso a la Información Pública (GAIP) --el máximo órgano que vela por la transparencia de la Administración catalana-- instó al entonces consejero, Josep Bargalló, a sancionar por infracción muy grave a su Secretaría General por no atender la petición de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) sobre los proyectos lingüísticos de los centros educativos concertados. La GAIP había requerido en cuatro ocasiones al departamento la entrega a la presidenta de la AEB, Ana Losada, de los proyectos lingüísticos de los centros concertados. 

Seis proyectos anulados

Mientras tanto, el trabajo de AEB fue dando sus frutos en los tribunales. A los dos primeros proyectos lingüísticos anulados en marzo de 2021, se han sumado este mes otros cuatro nuevos. “Y habrá más. Hay bastantes familias dispuestas a defenderse. En cola tenemos unos diez recursos”, asegura a este medio el presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo.

En sus alegaciones ante el TSJC, los servicios jurídicos de la Generalitat han utilizado informes de Plataforma per la Llengua y Òmnium Cultural para exigir a los tribunales que rechacen la pretensión de los padres a escolarizar a sus hijos en castellano. En las mismas, el Govern culpaba del retroceso del catalán a las sentencias judiciales que, admite, reconocen el castellano como lengua vehicular en la enseñanza, así como a la inmigración.

Uno de los recursos que en breve dictará el alto tribunal catalán es el presentado por la familia de un alumno de la Escola Vinya del Sastret (Sant Esteve Sesrovires). En su escrito de respuesta, el Govern se refiere al Informe sobre la situación de la lengua catalana elaborado por la Xarxa Cruscat del Institut d’Estudis Catalans en 2014 y 2015. Ambos documentos están supervisados por Òmnium Cultural Plataforma per la Llengua.

Los abogados de la Generalitat concluyen que “el goteo constante de sentencias y resoluciones desfavorables a la lengua catalana, especialmente en el ámbito de la enseñanza", y "la reducción de personas que tienen el catalán como primera lengua, y la dificultad para atraer nuevos hablantes”, hacen necesario mantener el actual modelo de inmersión o, según sostiene el consejero de EducaciónJosep González-Cambray, intensificarlo.