Menú Buscar
Dolores Delgado, criticada tras su nombramiento como fiscal general del Estado / EFE

Alud de críticas al Gobierno por el nuevo cargo de Dolores Delgado

La oposición consideran el nombramiento de la futura responsable de la Fiscalía General del Estado una "provocación" mientras los profesionales están divididos

9 min

El futuro nombramiento de Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado no ha sido bien acogida por los partidos de la derecha. La oposición se han lanzado a criticar la decisión del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez e incluso alguna asociación de fiscales ha mostrado sus reparos antes el anuncio.

 Dolores Delgado nueva Fiscal General del Estado / EUROPA PRESS

Uno de los más duros ha sido el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea que ha llegado a afirmar que “en Lledoners ya respiran tranquilos”, en referencia a la cárcel donde cumplen condena los políticos que cumplen condena por organizar el referéndum ilegal del 1-O y promover la declaración simbólica de independencia en Cataluña. De hecho, ha usado la designación para cargar contra el pacto entre ERC y PSOE con el que se facilitó la investidura. En un mensaje divulgado en redes sociales ha afimado que “Justicia va a ser a su medida gracias a Sánchez”, en referencia a los independentistas catalanes. 

"Ministra 23"

El líder del PP, Pablo Casado, ha ido un paso más allá. Ha asegurado que el nombramiento de Delgado "ataca directamente" la separación de poderes y al propio Estado de Derecho. Afirma que ejercerá de “ministra 23”.

El presidente de los populares considera que es "uno de los nombramientos más equivocados" de los "muchos" que su partido ha "escuchado estos días". El líder de la oposición también ha aprovechado para recordar las palabras de Sánchez en las que aseguraba que la Fiscalía General del Estado "depende del Gobierno".

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, mantiene que el nombramiento es “una pésima noticia para la independencia de la Fiscalía”. El diputado del partido naranja señala que hasta ahora el Ministerio Público ha sido “independiente” en el juicio del procés y acusa a Delgado de “tolerar” presiones a la Abogacía General del Estado para ser, según su punto de vista, más benevolente con la condena final. 

"Golpe institucional"

Más lejos ha llegado el líder de Vox, Santiago Abascal, que ve en dicho nombramiento “una prueba más del golpe institucional de Pedro Sánchez para que el PSOE se apodere del Estado”. El diputado acusa a los socialistas de no tener pudor y pretender no tener “contrapoderes institucionales”.

El portavoz en el Congreso de los Diputados de la formación de extrema derecha, Iván Espinosa de los Monteros, opina que con Delgado como fiscal general del Estado, Sánchez se asegura "un mando a distancia para controlar la Justicia". "Es un ejercicio más de control de la judicatura. Es un caso más de como los políticos se ponen al frente del control de la Justicia", ha sentenciado en una entrevista en Los desayunos de TVE.

"Provocación"

Por su parte, el regidor de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, defiende los “muchos méritos” que puede tener Delgado para ocupar el cargo pero recuerda que era ministra “hace 48 horas” y su nombramiento es una “pésima noticia para la independencia de la justicia y la imagen de la política”. El exministro francés ve en el nombramiento “una provocación” y subraya que “no se puede actuar de esta manera en un régimen de separación de poderes”.

Rosa Díez considera que “los sediciosos ya han cobrado la primera pieza que le exigieron al gobierno”. Para la exdiputada de UPyD, muy prolija en redes sociales, la intención de Sánchez es la de “acorralar a los jueces”. “A Sánchez le faltaba el Ministerio para la Desjudicialización (o para la desactivación del Poder Judicial) y ya lo tiene con Lola, la de Villarejo, en la fiscalía general del Estado”, sentencia.

Fiscales divididos

En cambio entre los fiscales hay división de opiniones. La presidenta de la conservadora Asociación de Fiscales (AF), Cristina Dexeus, asegura que nombrar a Delgado nueva fiscal general del Estado es "una manera muy clara de indicar" que el Gobierno quiere tener "sometida" a la Fiscalía. En declaraciones a Onda Cero, la fiscal considera que no es adecuado que quien haya ejercido un puesto político "de relevancia retorne sin más a la carrera" fiscal.

En cambio, la portavoz de la Unión Progresista de Fiscales, Teresa Peramato, aplaude el nombramiento. En la misma emisora, solicita "un voto de confianza" para la exministra y considera que "va a actuar en beneficio de la carrera y de la justicia con absoluta independencia, tal y como está en el Estatuto". A su juicio, "es un perfil que reúne todos los principios necesarios para poder ocupar el cargo de fiscal general del Estado".