Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Acción Exterior y Gobierno Abierto, Victòria Alsina, en el pleno del Parlament / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Alsina (JxCat) atribuye a "la caverna anticatalana" los vínculos del entorno de Puigdemont con Rusia

"Desconozco si Rusia ha querido utilizar a Cataluña en el pasado para perjudicar a la UE", afirma la 'consellera', que argumenta haber roto relaciones con su consulado tras la invasión de Ucrania

5 min

La consellera de Acción Exterior de la Generalitat, Victòria Alsina (JxCat), atribuye a las "cloacas del Estado" y la "caverna mediática anticatalana" los contactos del entorno del prófugo Carles Puigdemont con Rusia.

Así ha respondido la mandataria posconvergente a una interpelación del diputado de Ciudadanos (Cs) en el Parlament Carlos Carrizosa, quien ha denunciado los supuestos "vínculos entre el secesionismo y el régimen de [Vladímir] Putin".

"Es la última ocurrencia de la burbuja mediática del Estado para desprestigiar al independentismo", ha replicado Alsina, según la cual en "ninguna de las reuniones de alto nivel" que ha hecho en sus viajes como consellera le han preguntado sobre esos vínculos y ha negado cualquier contacto del Govern con el Kremlin.

"Desconozco si Rusia ha querido utilizar a Cataluña"


"Desconozco si Rusia ha querido utilizar a Cataluña en el pasado para perjudicar a la UE. Yo lo que le puedo decir es que el Govern no está interesado en este tipo de operaciones, ni en el pasado ni actualmente ni en el futuro. No buscamos ningún tipo de relación con nadie del entorno del Kremlin", ha asegurado.

Alsina ha recurrido a la actualidad argumentando que, cuando comenzó la invasión rusa de Ucrania, su consejería rompió relaciones formalmente con el Consulado General de Rusia en Barcelona: "No se pueden normalizar las relaciones con el régimen de Putin", al que ha acusado de cometer crímenes de guerra.

Críticas a Rufián


La mandataria de JxCat también ha criticado las declaraciones del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, sobre los contactos con Rusia del entorno de Puigdemont, y que han provocado un nuevo choque entre los socios del Govern catalán.

"También es intolerable que representantes institucionales del independentismo se sumen a esta campaña respondiendo a una pregunta intencionada de un periodista de extrema derecha condenado por inventarse entrevistas y por coacciones. Esto tampoco es aceptable", ha dicho Alsina, provocando con ello los aplausos de los diputados de JxCat.

La consellera cree que "se equivocan los medios de comunicación y los oportunistas portavoces intentando desprestigiar la figura del presidente Puigdemont", pues a su modo de ver, el prófugo ha sido un referente en la defensa de la libertad y la democracia. Alsina también ha esgrimido como argumento que una muestra de los "intereses estratégicos" de la Generalitat en el mundo es que entre su veintena de embajadas en el extranjero, no tienen ninguna en Rusia.

Carrizosa (Cs): "Ustedes son nacionalistas antes que demócratas"


Por su parte, Carrizosa ha dicho que "no cabe duda de que con frivolidad el señor Puigdemont y en su tiempo el señor Torra, los expresidentes separatistas, pusieron conscientemente en peligro de desestabilización grave a uno de los principales países de la UE sirviendo a los intereses del bloque autoritario del mundo".

"Ustedes son antes nacionalistas que demócratas", ha recriminado, porque cree que con estos vínculos con Rusia han puesto su objetivo de la secesión por encima de los valores democráticos.

Carrizosa rechazado que estos presuntos contactos con el Kremlin surjan de la "caverna mediática" para desprestigiar al secesionismo catalán, porque el New York Times publicó el pasado septiembre informaciones sobre ello y el Parlamento Europeo ha pedido investigarlos. En este sentido, cabe recordar que el jefe de Oficina de Puigdemont, Josep Lluís Alay, admitió días después a TV3 que viajó una vez a Moscú y que sus contactos en Rusia durante el procés --en 2019 y 2020-- tenían entre sus objetivos hablar de "asuntos que interesan en la creación de un Estado independiente".

Según informaba el New York Times en esas fechas, el entorno de Puigdemont viajaba a Rusia para buscar, presuntamente, asistencia técnica y financiera y poder crear sectores energéticos, bancarios y de telecomunicaciones al margen del Estado.

Alay, por otra parte, apuntó que entre sus gestiones más importantes figuraba la gestión de entrevistas con medios de comunicación rusos, una estrategia que contaba, según él, con el beneplácito de Puigdemont.