Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Acción Exterior de la Generalitat, Victòria Alsina, en la clausura del acto '¿Qué piensa Cataluña de Europa?' / EUROPA PRESS

La Generalitat defiende un "europeísmo crítico" porque no se atiende al 'procés'

La 'consellera' Alsina quiere que la UE cree un mecanismo para la "autodeterminación" en su seno y reprocha a los Estados no tener en cuenta a las regiones

Ricard López
5 min

El escaso eco que las demandas nacionalistas de los dirigentes de la Generalitat tienen en la Unión Europea genera desazón en el Govern catalán. Así se aprecia de las declaraciones de su consellera de Acción Exterior, Victòria Alsina, que este miércoles ha defendido un "europeísmo crítico" para que se escuchen sus reivindicaciones favorables al procés secesionista.

La mandataria de JxCat quiere que lo que considera "voz catalana" en Europa se vea como una "respuesta" a la consolidación del proyecto europeo, en lugar de como una amenaza. Así lo ha dicho este miércoles en el acto ¿Qué piensa Cataluña de Europa?, organizado por el Diplocat, el Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) --dos organismos de la propia Generalitat--, y el Institut Català Internacional per la Pau (ICIP), que han presentado sus encuestas sobre la Unión Europea (UE).

Quiere que la UE reconozca la "autodeterminación"

En el acto, la consellera Alsina ha expresado su disgusto por el hecho de que la ponencia final de la Conferencia por el Futuro de Europa (COFOE) --un proyecto de la UE para escuchar demandas ciudadanas-- no haya incorporado las propuestas de la Generalitat sobre la oficialidad del catalán como lengua comunitaria y el mecanismo europeo para que "un territorio ejerza la autodeterminación y siga formando parte de la UE".

La mandataria posconvergente dice que estas propuestas fueron "las más votadas" en Cataluña, y en vistas de que no se han atendido, avisa que la Cofoe es una gran oportunidad que puede estar "en riesgo".

Pide más poder para las regiones

Alsina, asimismo, ha defendido los fondos europeos como una respuesta positiva a la crisis del Covid-19, pero se ha mostrado preocupada por el hecho de que no se esté poniendo en práctica el principio de "subsidiariedad", reprochando a los Estados que "no están teniendo en cuenta la opinión de las regiones" en el reparto de esos fondos.

"Querer otra Unión Europea no quiere decir cuestionar la propia idea de la Unión", ha manifestado la mandataria secesionista. "Lo que reclamamos es que Europa sea fiel a sus valores fundacionales", ha añadido.

Apoyo popular a la UE

Alsina ha explicado que la oficina del Govern catalán en Bruselas ha promovido una red formada por 31 territorios europeos que, según ella, comparten esa preocupación, y ha anunciado que en junio publicarán un estudio con datos al respecto.

Acerca del apoyo popular a las instituciones europeas, la consellera ha asegurado que la UE tiene una "legitimidad intrínseca que la mayoría de población no discute" y que no existe un debate sobre los valores fundacionales de la UE, poniendo en valor que las instituciones comunitarias hayan aprendido, a su juicio, de los errores del pasado.

Encuestas

Por su parte, el director del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat, Jordi Muñoz, ha expuesto los resultado de los estudios hechos por este organismo entre 2014 y 2022, que muestran un aumento de la diferencia de confianza en Europa a partir de 2017 entre los partidarios del secesionismo, que sufren una bajada, y los no partidarios, en los que aumenta su nivel de confianza.

El coordinador del área de Diálogo social y político del Institut Internacional Català per la Pau (ICIP), Pablo Aguilar, ha explicado que realizaron una encuesta en 2021 sobre convivencia y polarización en España, en la que preguntaron por la confianza de los ciudadanos en la UE y en la que obtuvieron que los catalanes valoran "un poco por debajo" a la UE en comparación con el resto de comunidades autónomas.

También ha explicado que la desconfianza en las instituciones europeas es predominante entre personas que se identifican con una ideología de izquierda y extrema izquierda y entre personas "que se identifican más con Cataluña que con España".