Menú Buscar

Alemania extraditará a Puigdemont solo por malversación

La justicia germana rechaza el delito de rebelión para el expresidente de la Generalitat y no ha decretado medidas cautelares

Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat, en Berlín / EFE
12.07.2018 11:17 h.
5 min

La justicia alemana extraditará a Carles Puigdemont solo por malversación de fondos públicos. El tribunal regional de Schleswig-Holstein considera "no aceptable" la acusación de rebelión, tal como solicitó el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. De momento, no se han decretado medidas cautelares para el expresidente de la Generalitat como pidió la Fiscalía --al considerar que siempre ha cumplido con sus obligaciones por encontrarse en libertad bajo fianza--, por lo que seguirá en libertad hasta que sea entregado a España. 

La decisión no es firme, ya que las partes pueden interponer recursos a instancias más altas, y, por tanto, no se espera una extradición inmediata. Ésta sólo se producirá si la confirma la Fiscalía General alemana, que tomará una devisión en breve. De confirmarse la entrega por malversación, Puigdemont solo podría ser juzgado en España por ese delito (con penas de hasta 12 años de cárcel) y no por rebelión, que comporta condenas más altas. 

El juez tampoco ha admitido un presunto delito de perturbación del orden público, que Llarena había planteado en el caso de que se rechazara la rebelión. El único que admite, por tanto, es el de malversación, ya que considera que puede haber indicios de que Puigdemont usara dinero público para financiar la organización del referéndum del 1-O

El nivel de violencia

"La magnitud de la violencia necesaria para la alta traición no fue alcanzado durante los altercados", según la justicia alemana, que añade que "Puigdemont aspiraba solo a la celebración del referéndum" y que "no ha sido el incitador de la violencia". El delito de rebelión no se contempla en el Código Penal alemán. Su equivalente es el de alta traición, que es el que ha rechazado el tribunal. 

El auto no establece ningún periodo de entrega ni de cómo seguirá el procedimiento. Las reacciones acerca de la decisión del tribunal regional no han tardado en llegar. Desde el independentismo lo consideran una "gran noticia", tal como ha dicho en Twitter el presidente de la Generalitat, Quim Torra

Los presos

Una de las incógnitas que abre la decisión del Tribunal de Schleswig-Holstein es en qué situación quedarán los presos acusados de rebelión: Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Josep Rull, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Carme Forcadell. Será la Fiscalía la que tiene que decidir si revisa su petición, ya que mantener la rebelión supondría juzgar por delitos diferentes a los acusados de una misma causa. 

El juez Llarena dio esta misma semana por cerrada la instrucción del caso, por lo que envió a juicio a los procesados. También se acusa de rebelión a algunos de los que abandonaron el país después de la declaración unilateral de independencia (DUI) y la aplicación del artículo 155 de la Constitución y sobre los que hay activa una orden de detención internacional: Toni Comín (en Bruselas), Clara Ponsatí (en Escocia) y Marta Rovira (en Ginebra).

Confianza en la justicia española

El escrito del tribunal alemán desestima algunos argumentos de la defensa, como que Puigdemont está perseguido y que no tendría un juicio justo en España. En esta línea, muestra su "confianza ilimitada" en el sistema, en el marco del "derecho común" de la Unión Europea y de la "comunidad de valores". 

¿Quiere hacer un comentario?