Menú Buscar
Un comedor con niños que disfrutan de una ayuda alimentaria / EP

Los alcaldes metropolitanos denuncian la gestión de la Generalitat con las becas comedor

Una treintena de municipios exigen una rectificación al Govern después de que este anulara las ayudas alimentarias a menores a partir del 31 de julio

4 min

Una treintena de municipios que componen el área metropolitana de Barcelona han firmado una carta dirigida al conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, y al conseller de Educación, Josep Bargalló, tras conocer la decisión de la Generalitat de parar las tarjetas monedero vinculadas a las becas comedor a partir del próximo 31 de julio.

Los alcaldes de cada localidad exigen una rectificación al Govern y trasladan en su escrito la preocupación y su desacuerdo ante un hecho que consideran "grave", como es "la instrucción dada a los consejos comarcales y al Consorcio de Educación de Barcelona" de parar las ayudas alimentarias a pesar de haberse aprobado, por unanimidad, una moción que se comprometía a mantenerlas durante este verano.

Incumplen un compromiso unánime

El Parlament aprobó de forma unánime una moción que se comprometía a "dar cobertura a las ayudas alimentarias para menores vulnerables, durante los meses no lectivos del verano de 2020, conjuntamente con el resto de administraciones, y usando también los fondos que se reciban del Estado, para garantizar que el alumnado en riesgo de exclusión social tenga cubiertas las necesidades alimenticias, con el mantenimiento de las tarjetas monedero o con otras fórmulas".

Ahora, los alcaldes del área metropolitana se han enterado de la decisión de no respetar su palabra mediante una instrucción que no han "tenido la oportunidad de debatirla conjuntamente y analizar sus consecuencias". Una decisión que califican como "un grave incumplimiento de un compromiso con los derechos fundamentales de los niños más vulnerables". 

No entienden la decisión del Govern

En pleno contexto de pandemia mundial, crisis social y económica, los alcaldes que han firmado el escrito han mostrado su preocupación puesto que, en Cataluña, "la tasa de pobreza infantil antes de la pandemia ya era del 31%" y se espera que aumente antes de finales de año. Por ello, piden a la Generalitat que "reconsidere su decisión" y mantenga las ayudas "durante todas las vacaciones escolares, de forma excepcional por la situación de crisis".

Mientras tanto, los ayuntamientos aseguran que se han reforzado, y seguirán haciéndolo, las "líneas de ayuda alimentaria" porque "la pobreza infantil y el derecho a la alimentación deben pasar por delante de cualquier prioridad". Además, piden al Govern que ponga de su parte dado que es "una administración que dispone del fondo de emergencia del Covid y, por tanto, de más recursos".

Los seis municipios metropolitanos que no han firmado la denuncia son Badalona, Corbera de Llobregat, El Papiol, Cerdanyola del Vallès, Tiana y Torrelles de Llobregat.