Menú Buscar
Fachada del Ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt, en el centro de la polémica por el audio que grabó un trabajador / CG

El alcalde de Sant Vicenç prolonga el alquiler al operario que le grabó

El Ayuntamiento concedió al empleado que hizo obras en casa de Martínez, posteriormente fichado como cargo de confianza, una vivienda municipal cuyo contrato se ha alargado tras el polémico audio

3 min

El Ayuntamiento de Sant Vicenç de Montalt (Barcelona) acaba de prorrogar el alquiler al trabajador municipal que grabó la polémica conversación sobre las supuestas obras realizadas en casa del alcalde con material del Consistorio.

Según el decreto firmado por el alcalde Miquel Àngel Martínez (PDeCAT), el brigada municipal --después fue fichado como agente cívico, cargo de confianza-- podrá permanecer un año más en el piso propiedad del Consistorio. Crónica Global publicó la grabación, a la que siguió la dimisión de Martínez como presidente del Consell Comarcal del Maresme y un intento de moción de censura.

Miquel Ángel Martínez, alcalde de Sant Vicenç de Montalt

Miquel Ángel Martínez, alcalde de Sant Vicenç de Montalt

La vivienda, situada en la calle Tramuntana, le fue adjudicada el 4 de julio de 2013. El contrato finalizaba el 30 de julio de 2018, pero el Ayuntamiento ha decidido prolongarlo hasta el 31 de julio de 2019. El precio del alquiler se ha ajustado al IPC y ascenderá a 725,2 euros al mes.

¿Tapar bocas?

El contrato inicial ya contemplaba la posibilidad de tres prórrogas. "El contrato se está cumpliendo de manera correcta, no hay incidencias a fecha del informe", indica el decreto de alcaldía.

No obstante, fuentes municipales valoran la decisión como un intento de “tapar la boca” del trabajador o, cuando menos, de evitar un nuevo episodio en la polémica generada por la grabación. Según investigaciones internas del Consistorio, habría sido un concejal de PDeCAT, formación a la que pertenece el alcalde, quien presionó a este trabajador, que atravesaba un difícil momento personal y económico, para que grabara a Martínez.

El audio reproduce el diálogo entre el alcalde y el trabajador producido en 2011. En el mismo, el empleado expresa su miedo a ser sorprendido trabajando en el domicilio de Martínez y con material que del consistorio. “Me preguntan demasiado, Miquel Àngel, el secretario municipal”. “Que si me has pagado...”, “me pueden acusar de robo...”, “si van a tu casa, cuidado con el material, sobre todo las baldosas del Paseo Sant Joan, están haciendo inventario”, dice.

“Si no lo saben, no tienen pruebas... ¿dónde están las fotos?”, responde el alcalde, quien añade: “Aquí el único que te puede despedir soy yo”. El primer edil muestra algunas dudas, como cuando pregunta a su interlocutor si “dijiste algo que no debías” al secretario de la casa consistorial.