Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Gorrea Ortiz (ERC), alcalde de Cabrera d'Anoia inhabilitado por prevaricación / AJUNTAMENT DE CABRERA D'ANOIA

El alcalde republicano de Cabrera d'Anoia condenado por prevaricación: “No se ha hecho justicia”

Jaume Gorrea envía una carta a los vecinos del municipio para justificar la sentencia, que recurrirá para no ser inhabilitado durante cinco años por adjudicar obras a dedo

4 min

“El juez seguro que ha aplicado la ley, pero también es seguro que no se ha hecho justicia”. Así se ha justificado el alcalde de Cabrera d’Anoia, Jaume Gorrea (ERC), en una carta abierta a los vecinos, después de conocerse su condena por prevaricación por un proyecto municipal, como avanzó Crónica Global.

Gorrea ha sido inhabilitado durante cinco años para ejercer cualquier cargo público por el Juzgado de lo Penal número 16 de Barcelona. El edil republicano adjudicó a Construcciones Jordi Riera un proyecto de saneamiento del camino de Canaletes a Sant Jaume Sesoliveres sin pasar por el pleno, como requería el importe, y con un presupuesto de ejecución que pasaba de los 209.992,07 euros estimado por el arquitecto municipal a 1,5 millones de euros.

Recurso de apelación ante la Audiencia Provincial

En la carta a los vecinos el alcalde asegura que “la condena todavía no es firme y, por tanto, presentaremos recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Barcelona”. No obstante, justifica que la causa de la condena por parte de los magistrados de lo Penal fue “la necesidad de arreglar el camino que une Canaletes con la carretera del Badorc, en Piera” y que adoptó las decisiones que le han llevado a esta situación para “solucionar el mal estado de la vía”.

Este proyecto, según explica Gorrea en el comunicado a sus conciudadanos, “motivó un informe del secretario, del cual yo no fui conocedor hasta mucho después y que sirvió de base para la querella y, posteriormente, la sentencia”. El republicano se niega así a aceptar un veredicto, que aunque ha sido probado, recurrirá al estar en posesión de derecho a recurso. “No hubo mala fe, nadie se llevó ni un céntimo y lo hicimos para mejorar las condiciones de vida de los vecinos”, asegura.

Sin dimisión

Cabrera d’Anoia no tendrá nuevo alcalde, al menos hasta que se convoquen nuevas elecciones. Así lo ha asegurado Gorrea que se niega a dimitir por la condena, como piden formaciones políticas municipales en la oposición, y “acabaré el mandato”. Sin embargo, a pesar del recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, el alcalde no lo tiene claro: “Todavía no sé si podré seguir ejerciendo mi cargo o me obligarán a cumplir la sentencia de inhabilitación de manera inmediata”.

Al final, la carta justifica su mala praxis por la que ha sido condenado con una acusación a la “herencia de la mala gestión del anterior gobierno del PSC”. Esta formación, según explican fuentes cercanas al consistorio a este medio, plantean una moción de censura contra el edil republicano, tras haberse dado a conocer la resolución por prevaricación.