Menú Buscar
Xavier García Albiol, el futuro presidente del PP catalán / CG

Albiol: "El PP ha fallado en explicar su acción de gobierno en Cataluña"

El líder del PP catalán augura elecciones anticipadas, advierte de que Junqueras es un “lobo con piel de cordero” y da por finiquitada la carrera política de Artur Mas tras el 'caso 3%'

9 min

A Xavier García Albiol (Badalona, 1967) le sorprende que le identifiquen con el sector más duro del PP. Tras las nuevas revelaciones sobre el cobro de comisiones del 3% y el tortuoso proceso secesionista, el futuro presidente del PP catalán cree que el presidente Carles Puigdemont debería convocar elecciones de inmediato. Y da por finiquitada la trayectoria política de Artur Mas

-¿Se acabó el oasis catalán?

-Se está poniendo en evidencia que el oasis catalán era una ficción. CDC era una máquina perfectamente engrasada de cobrar comisiones de la obra pública de la Generalitat. Es cierto que durante mucho tiempo había existido una rumorología y, hasta que no se han puesto en la mesa las evidencias, no se ha podido actuar. Pero es evidente que Cataluña no era un oasis de transparencia.

-¿Cree que Artur Mas debería abandonar la política?

-CDC deberá decidir qué papel quiere que juegue Artur Mas en el futuro, pero es evidente que su credibilidad ha quedado por los suelos tras las revelaciones del caso Palau. Si tuviera un poco de dignidad, debería apartarse de la política. Mas, hoy por hoy, no se puede presentar a unas elecciones porque es el político que ha fracturado la sociedad catalana y además no tiene autoridad moral.

-Hasta ahora se hablaba de un posible adelanto electoral por el fracaso del procés, pero ¿será la corrupción la que ponga fin a la legislatura?

-Si Puigdemont pensara en los intereses de los catalanes debería convocar elecciones de forma inmediata, Pero creo que, por los intereses de la propia CDC, las elecciones serán a finales de 2017 o en la primavera de 2018. CDC necesita tiempo para recuperarse del descrédito que está viviendo en estos momentos y ello le llevará a alargar esta legislatura agónica que vive Cataluña.

-¿En qué situación queda ERC, que gobierna con CDC, ante el caso 3%?

-ERC se ha convertido en la versión moderada y dialogante del independentismo, lo que da idea del grado de descrédito y destrucción del proyecto que ha provocado Artur Mas. Qué mal tiene que estar la política catalana para que Oriol Junqueras aparezca a ojos de la mayoría como el moderado y el dialogante.

-Pero esa visión ha cuajado en determinados ámbitos de Madrid, por ejemplo entre sectores empresariales...

-Supongo que son los mismos ámbitos empresariales que veían a CiU como la esperanza del sentido común. Pero estos visionarios, quizá desde la buena fe, se equivocan. Junqueras es un lobo con piel de cordero. Es un radical que juega con inteligencia un papel de diálogo ante la alternativa de soluciones sensatas en el mundo independentista.

-Junqueras es el único que, al menos mediáticamente, se muestra dispuesto a dialogar con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. ¿Hay postureo o realmente hay diálogo?

-El independentismo lleva años siendo un postureo. Ellos son conscientes de que mientras gobierne el PP nadie va a convocar un referéndum que separe a Cataluña del resto de España, pero siguen un relato en el marco de una precampaña electoral. Es evidente que el más listo ha sido Junqueras. Nuestra intención es que el PP se convierta en una fuerza referente de quienes se sienten tan catalanes como españoles.

albiol pp entrevista

Xavier García Albiol durante la entrevista

-El PP catalán celebrará en breve su congreso, ¿cómo se va a definir?

-Somos un partido de centroderecha en Cataluña. La prioridad del debate no está en las banderas, sino en defender los intereses y la normalidad de los catalanes que no somos independentistas. Somos la voz de los catalanes que estamos abandonados por el Gobierno de la Generalitat. Y ahí tiene cabida cualquier catalán que se sienta representando en ese espacio.

-¿Cómo puede crecer el PP o recuperar posiciones?

-Queremos recuperar posiciones en ese centro derecha y es evidente que tenemos que hacer un esfuerzo para volver a recuperar la confianza que en las últimas elecciones municipales, autonómicas y generales, por distintos motivos, decidieron votar a Ciudadanos.

En un momento de radicalidad como el que estamos asistiendo, el PP no puede jugar a las ambigüedades y necesita un discurso claro

-Hay un debate constante en torno al PP catalán respecto a si es mejor un discurso duro o moderado, ¿qué opina?

-Nosotros hacemos el discurso coherente con el contexto político que estamos viviendo en estos momentos en Cataluña. Somos la voz de quienes quieren un partido que plante cara al independentismo. Cada uno lo puede llamar como quiera, pero en un momento de radicalidad como el que estamos asistiendo, el PP no puede jugar a las ambigüedades y necesita un discurso claro.

-Usted es identificado con el sector más duro del PP, con el de María Dolores de Cospedal, ¿se siente cómodo?

-Me sorprende cuando lo leo en algún medio de comunicación. En el PP catalán no estamos etiquetados. Nosotros defendemos un proyecto, cada uno en su papel, pero bajo unas siglas con una idea muy clara de lo que queremos para Cataluña. Afortunadamente, debates internos en el PPC sobre cómo se posiciona cada uno, no los hay.

-El expresidente del PPC Josep Piqué declaró a Crónica Global que el Gobierno no había sabido hacer pedagogía respecto a Cataluña.

-Durante cinco años, el Gobierno del PP ha estado centrado en lo que era la prioridad para todos los españoles, que era sacarnos de la crisis económica. Seguramente, toda la acción del gobierno del PP llevada a cabo en los últimos años en Cataluña quizá no ha llegado a la inmensa mayoría de los catalanes. No hemos fallado en el contenido, sino en la capacidad de explicarlo.

Debemos convertirnos, también en el exterior, en la voz de los catalanes no independentistas

-¿Cómo será el nuevo PPC?

-Es importante incorporar a los órganos de decisión a personas del partido que están militando pues les ha llegado el momento que dar un paso adelante. Hacer compatible la experiencia y la renovación. Pero hay un aspecto al que le quiero dar mucha importancia. Debemos convertirnos, también en el exterior, en la voz de los catalanes no independentistas. Voy a potenciar una nueva rama en el partido que hará política catalana en las instituciones europeas y en el resto del mundo.

-¿Darán la réplica a la diplomacia independentista?

-Es una clara voluntad de dar una visión distinta a la distorsión que da la Generalitat.

-¿Cómo lleva la presión institucional? ¿Le compensa?

-Es cierto que el clima es muy complicado, cuando sales a la calle, y de manera constante, los ciudadanos te muestran su apoyo y te piden que no aflojes, es un chute de energía para seguir luchando. Eso es lo que me permitió ganar la alcaldía de Badalona y lo que a nivel autonómico nos lleva a seguir actuando con firmeza.

-¿Será el candidato a la presidencia de la Generalitat?

-Los estatutos del partido establecen que el presidente es el candidato autonómico y estaré encantado de serlo si mis compañeros así lo deciden.