Menú Buscar
El candidato del PP catalán a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol / PPC

Albiol critica la "jaimitada" del 12-O en Badalona

El PSC critica el postureo del gobierno municipal, mientras que Ciudadanos insta a no utilizar a los trabajadores como arma política

12.10.2016 12:47 h.
3 min

El líder del PP Catalán y exalcalde de Badalona, Xavier García Albiol, ha calificado de “jaimitada” y “disparate” que los ediles del ayuntamiento de este municipio hayan decidido abrir sus puertas, en contra de la prohibición expresa del juez, tras romper simbólicamente la resolución judicial.

"Me parece que es previsible. Badalona está gobernada por la CUP y Podemos y este tipo de numeritos y aquelarres forman parte de la escenificación. No me sorprende, pero me da bastante pena por Badalona, que tenga que ser centro de atención por este tipo de espectáculos que son propios de jaimitadas", ha dicho Albiol.

"Un mal comediante"

Por su parte, el presidente del grupo municipal del PSC en Badalona, Alex Pastor, ha manifestado en relación a que “lamentablemente, Badalona vuelvan a ser noticia, así como en el tiempo PP, por el tono del gobierno municipal y por su mala gestión y no trabajar a favor de la ciudadanía ".

Según Pastor, el "gobierno municipal está encabezado por un mal comediante. Sin duda, el mismo tipo que quería quitar la estatua de Colón en Barcelona", ha dicho en alusión a la CUP. Denuncia que, mientras el consistorio se dedica al "postureo " y “vender humo”, el paro “ha aumentado" en la ciudad "el último trimestre, el mantenimiento de la vía pública es vez más deficiente y la percepción de inseguridad de los vecinos crece día tras día ". 

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos (C’s) en el Ayuntamiento de Badalona, Juan Miguel López, ha instado a “aparcar los debates estériles que no tienen ninguna repercusión práctica”. El 12 de octubre, ha dicho, “es un día festivo y por tanto inhábil a todos los efectos” por lo que “la expedición de cualquier documento o trámite sería ilegal”. López ha afirmado que “debe dejarse de utilizar a los funcionarios como arma política y de ponerlos contra la espada y la pared”.