Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal pasado  / EFE

La oposición en bloque reprueba a Colau por el incivismo en Barcelona

Todos los partidos salvo la CUP piden la dimisión de la alcaldesa y que cese como concejal de Seguridad en la tercera censura a Barcelona en Comú en cuatro meses

08.08.2018 13:26 h.
6 min

La oposición en bloque ha aprobado pedir hoy miércoles, 8 de agosto, la dimisión de Ada Colau por la crisis de inseguridad e incivismo que sufre la Ciudad Condal. Todos los partidos salvo la CUP han exigido que la alcaldesa deje su puesto de concejal de Seguridad tras los últimos episodios de violencia en la capital catalana, como la agresión a un turista la pasada semana, los repetidos incidentes en el barrio del Raval de Barcelona o el auge del top manta en el espacio común. 

La censura a la mala gestión de la munícipe es la tercera que encaja Colau en apenas cuatro meses. En abril, los grupos municipales condenaron la inoperancia de Barcelona en Comú (BComú) con el auge de los narcopisos, mientras que en julio fue un descuadre en el presupuesto municipal, que obligará a aplazar inversiones en la ciudad, el que provocó la desautorización del Ejecutivo local. En esta ocasión, la brutal paliza a un turista la pasada semana, las repetidas peleas en el barrio del Raval y el auge de la venta ambulante han cargado hasta el límite a la oposición.

Dimisión de Colau

El principal elemento de la reprobación de hoy es la petición de dimisión de Ada Colau como concejal de Seguridad. PDeCAT, Ciudadanos, PSC, ERC, PP y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy, han votado a favor de instar al gobierno municipal a forzar la dimisión de la primera edil y al nombramiento de un "nuevo responsable de Seguridad y Civismo de reconocido prestigio y con experiencia acreditada que cuente con el visto bueno de los grupos municipales". Este directivo se haría cargo, por ejemplo, de la Guardia Urbana.

Asimismo, la oposición --con la CUP ausente de forma voluntaria-- ha conminado al Ejecutivo local de BComú a que "dé cumplimiento al plan contra los narcopisos" y a las "distintas iniciativas aprobadas y aceptadas en plenario y comisión relativas a la lucha contra el top manta". Todo ello se ha pedido tras "condenar los últimos episodios de inseguridad contra las personas y el incivismo" y "constatar la incompetencia manifiesta" del gobierno municipal en materia de seguridad pública en la Ciudad Condal.

"La ciudad se les ha escapado de las manos"

La mayoría de discursos hilvanados por la oposición han pivotado sobre la misma tesis: al gobierno municipal de Barcelona en Comú "se le ha escapado la ciudad de las manos". Por parte del Grupo Municipal Demócrata, Raimond Blasi ha lamentado que "hayan ustedes dejado deteriorar la ciudad por su incapacidad". Según Blasi, "Barcelona se encamina hacia donde ustedes la quieren guiar. Una ciudad degradada, con problemas, donde las personas vulnerables no tienen respuesta, pues es la urbe que les permitirá sobrevivir políticamente". 

Por su parte, la presidenta del grupo municipal de Ciudadanos, Carina Mejías, se ha preguntado "dónde está Ada Colau, que debería estar aquí dando las necesarias explicaciones". Mejías ha tenido también palabras para el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, a quien ha culpado de "no poner más mossos d'esquadra en la ciudad", y al Gobierno de Pedro Sánchez, a quien ha llamado a "intervenir" ante los graves problemas de violencia e incivismo Barcelona.

"Barcelona ya es la narcocapital de Europa"

Por su parte, la portavoz adjunta del PSC, Montserrat Ballarín, ha lamentado que el Ejecutivo local "esté desbordado" por la situación de la ciudad, y que cuando la oposición se queje, los altos cargos del gobierno municipal "quiten hierro a las agresiones o les envíen a la mierda". Los socialistas han tendido la mano a los comunes con un pacto de ciudad "para solucionar los problemas de violencia e incivismo en Barcelona desde una perspectiva de izquierdas", pero ha afeado a la alcaldesa accidental, Laia Ortiz, que no hayan sabido concitar el necesario consenso.

Alfred Bosch, presidente del grupo municipal de ERC en Barcelona, ha recordado que la seguridad "no es un campo que deba monopolizar la derecha" y ha criticado que el gobierno municipal "esté haciendo dejación de funciones en este campo". Bajo el punto de vista del que será candidato republicano a las elecciones municipales de 2019, "es importante que ustedes --dirigiéndose a Ortiz-- sepan gobernar el espacio común, y es algo que no están haciendo". Ha remachado que BComú está haciendo de la Ciudad Condal "una narcocapital".

Por último, el presidente del grupo municipal del Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, ha manifestado que "la delincuencia no hace vacaciones" y ha detectado "permisividad" del gobierno municipal en materia de seguridad urbana. Ello, según el electo, es una muestra del "fracaso" del Ejecutivo local, que se une a la "desaparición" del Gobierno catalán, "que tiene 3.000 agentes de los Mossos d'Esquadra en la ciudad y no está haciendo nada".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información