Menú Buscar
El gestor aeroportuario contrató a empresas externas para realizar los test.

Aena dilapidó 200.000 euros en distribuir exámenes de empleo con fallos

Los candidatos denuncian que recibieron cuadernillos con menos preguntas de las indicadas

Ignasi Jorro
2 min

Aena dilapidó 200.000 euros por la redacción, envío y correción de los exámenes de la convocatoria de empleo de 2016, que ha acabado con centenares de reclamaciones. El gestor aeroportuario contrató a empresas externas para realizar los test, algunos de los cuales llegaron con menos preguntas de las previstas inicialmente. Así figura en una de las numerosas reclamaciones que ha recibido el gestor aeroportuario, a la que ha podido acceder este diario.

Reclamaciones de la convocatoria de Aena."Mi examen contenía 165 preguntas, en lugar de las 190 que fijaban las bases de la convocatoria. Faltaron 25 preguntas [...]. En mi aula se creó un debate entre varios compañeros y una cuidadora acerca de las 25 preguntas restantes. Nos cuestionamos si había algún punto en las bases que permitiese poner menos cuestiones", reza una de las quejas entradas en Aena.

Un mínimo de 200.000 euros

Preguntado sobre el coste total de la convocatoria de empleo de 2016, fuentes sindicales apuntan a que "aún se está calculando". En la web del gestor semipúblico figuran tres licitaciones: la de impresión y clasificación de los cuadernos, la de su distribución y la de la corrección. En total, 199.998,60 euros público, a los que hay que sumar el precio de su redacción.

Según el portal del ente semipúblico, la dirección de Organización y Recursos Humanos confió en Graphitis Impresores para imprimir los documentos, la mensajería On Time Transporte y Logística para distribuirlos y la firma de aplicaciones informáticas Odec para su corrección.

Día clave

Sea cual fuere el presupuesto dedicado a repartir los tests, la convocatoria de empleo de 2016 de Aena ha acabado en chapuza. El procedimiento ha recibido docenas de reclamaciones por presuntas irregularidades. El jueves, la comisión de valoración --un órgano formado por empresa y sindicatos-- valorará qué hacer con el alud de quejas.

Las fuentes consultadas apuntan a que lo "deseable" sería repetir los exámenes de algunas categorías de empleo, al menos las que más reclamaciones tienen. Sólo el sindicato CSIF ha recabado 70 reclamaciones en pocas horas, y anuncia que podría impugnar la convocatoria si la dirección la da por buena.