Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz (c), con Ada Colau (i), alcaldesa de Barcelona / Cedida

Colau, con Yolanda Díaz en Valencia: "No seré ministra"

La alcaldesa de Barcelona exige "acabar con el partidismo" en un bronco acto con incidentes fuera y dentro de la sala en la Ciudad del Turia

3 min

Ada Colau ha lanzado hoy la nueva izquierda de Yolanda Díaz en Valencia. La alcaldesa de Barcelona se ha descartado como futura ministra en el acto de presentación de la plataforma política de la vicepresidenta segunda del Gobierno, un evento bronco con incidentes fuera de la sala, como ha explicado El Español

Colau ha loado la figura de Díaz, aunque, como hizo esta semana en Barcelona, ha dejado claro desde Valencia que "no será ministra y no estará en un parlamento". La primera edil ha querido pegarse al "municipalismo", que, ha dicho, "es lo que más le gusta", pues se pueden cambiar "muchas pequeñas cosas que no saldrán en un telediario". 

"Desmentir mentiras"

La munícipe ha arropado a Díaz, que ha avanzado que "esto es el inicio de algo maravilloso", en referencia a la opción política que rivalizará con Unidas Podemos. En el capítulo de Barcelona, Colau ha asegurado que es víctima de las fake news. Ha sostenido que "llevo seis años desmintiendo que he cambiado de casa al barrio más rico de la ciudad". 

En su alocución, la primera edil ha asegurado que "se ha enfrentado a los lobis" y ha cargado contra la prensa. "Hay diarios subvencionados por la derecha y las multinacionales", ha indicado, sin decir nombres. 

Puesta de largo

Las palabras de Colau han llegado en un acto con Díaz, sí, pero también con Mónica Oltra (Iniciativa), Mónica García (Más Madrid) y Fátima Hamed (MDyC). Los mayores vítores, no obstante, se los ha llevado la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, a la que han interrumpido al grito de presidenta en varias ocasiones. 

El acto en el Teatro Olympia, presentado por la periodista Carolina Ferre, ha venido precedido por incidentes por una protesta de transportistas en el exterior y de un grupo radical comunista en el interior.