Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante un acto de partido / EFE

Colau aprobó un código ético cuando venció su vínculo con Desc

El Ayuntamiento de Barcelona lanzó una hoja de buenas prácticas tras pasar los dos años en los que tenía que inhibirse con las subvenciones

5 min

El gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona aprobó un código ético para el Ayuntamiento cuando venció su posible causa de abstención con las subvenciones a Observatori Desc. El Ejecutivo local lanzó una carta de buenas prácticas al extinguirse la obligatoriedad de Colau y el concejal Eloi Badia de inhibirse en las votaciones para otorgar ayudas a las oenegés para las que han trabajado, pagos que ahora investiga Fiscalía

Lo han denunciado fuentes de la oposición municipal haciendo hincapié en la pregunta de si Colau y Badia, de forma efectiva, se quedaron al margen en la aprobación de la concesión de subvenciones a Desc y Enginyeria sense Fronteres (ESF), donde trabajaron antes de entrar en política. Las voces consultadas recuerdan que el código ético municipal [consultar aquí] se aprobó en 2017, "justo cuando venció el deber de abstenerse" de los dos concejales de BComú, ya que habían pasado dos años desde que prestaron servicios a las entidades. Antes de este tiempo, es la ley el que determina la inhibición. 

El código cita las "causas de abstención"

La carta de política honesta cita, precisamente, las causas de abstención de los funcionarios y cargos electos. Lo hace en su artículo 8.2.a, en el que alerta de que las personas sujetas al código ético "deben inhibirse de participar en cualquier asunto [en el] que pueda considerarse que concurren intereses personales que perjudiquen la consecución de los intereses públicos que motivan y guían su actuación, o en los que pueda concurrir cualquier otra causa de abstención o recusación legalmente prevista, y comunicar esta situación de manera inmediata". 

Este medio preguntó al Ayuntamiento de Barcelona si Ada Colau y Eloi Badia se inhibieron o abstuvieron en alguna votación relacionada con ayudas a Observatori Desc y ESF. Y, en cualquier caso, si la concesión de subvenciones municipales a estas asociaciones, procedimiento que investiga Fiscalía, se debatió en órganos en los que participaron estos dos ediles --como la comisión de gobierno-- o fueron delegados a otros departamentos. 

Ayuntamiento: "Legales"

¿Qué dice el consistorio de la capital catalana? Recuerda que "la concesión de subvenciones es un procedimiento especialmente reglado y regulado en términos generales por la Ley General de Subvenciones y, en concreto, en el ayuntamiento por la Ordenanza Municipal de Subvenciones". 

Según un portavoz, "todas las subvenciones son concedidas por los órganos competentes y siempre con los correspondientes informes legales y jurídicos preceptivos. En el caso de las subvenciones citadas, son también auditadas externamente con el fin de garantizar el cumplimiento de los objetivos de las mismas". No ofrece más detalles. 

Fiscalía ha abierto diligencias

La aprobación del código ético del Ayuntamiento de Barcelona es relevante por cuanto la Fiscalía Provincial de Barcelona ha abierto diligencias sobre el procedimiento de concesión de 3,4 millones de subvenciones municipales a entidades como Observatori Desc y ESF. A colación de ello, fuentes jurídicas han planteado si los concejales que trabajaron en estas entidades, Colau, Badia y también la exedil Gala Pin, "se abstuvieron de aprobar convenios y ayudas" cuando entraron en el gobierno municipal, como les obligaba la ley, según ellos. 

El Ejecutivo no ha respondido a esa pregunta concreta. Sí ha recalcando los motivos por los que percibe estos pagos como ajustados a ley. Ello puede ser así, pero ahora hay una sombra de duda. Fiscalía investiga posibles ilícitos penales en la concesión de ayudas a entidades cercanas a BComú tras una denuncia de la asociación Abogados Catalanes por la Constitución que ha provocado la apertura de diligencias.