Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal / EFE

Ada Colau da plantón a 30 asociaciones vecinales de Barcelona

La alcaldesa se reúne solo con las entidades afines a los comunes y esquiva el encuentro con los críticos con la degradación de la ciudad

06.10.2018 00:00 h.
4 min

Solo con los suyos. Ada Colau ha plantado a las 27 entidades que, bajo el paraguas tsunami vecinal, critican la degradación de Barcelona. La alcaldesa de la ciudad se reúne con las asociaciones afines a Barcelona en Comú (BComú) pero rehúye una reunión con las agrupaciones que critican el incivismo e inseguridad en la capital catalana.

Según denunciaron portavoces de tsunami vecinal, "llevan desde el pasado 14 de septiembre verbalizando de forma pública sus reivindicaciones". Ello no ha servido para que el Ejecutivo local halle una fecha para una reunión conjunta que prometió. "Nos dijeron que mirarían su agenda, pero aún estamos esperando. Mientras, concejales del equipo de Colau sí se han sentado a hablar con las entidades políticamente afines del Raval y han puesto remedio a los problemas que les planteaban", agregaron.

Ultimátum o nuevas protestas

La misma fuente señaló que la organización paraguas, que reúne ya a 27 asociaciones críticas con la gestión del espacio público en Barcelona, han dado un ultimátum al ejecutivo local. "Hoy [por ayer] hemos entregado instancias a todos los distritos de la ciudad para emplazar al equipo de Colau a conversar. En caso de que no nos citen, no descartamos nada, incluso nuevas movilizaciones", indicó el portavoz vecinal.

"El 15 de septiembre sacamos a un millar de personas a la calle --ha continuado--. Si es preciso, lo volveremos a hacer con más gente incluso. Lo que no es de recibo es que la alcaldesa o los cargos de su equipo se reúnan solo con las asociaciones afines al gobierno. No puede orillar a una plataforma que agrupa a 27 entidades, algunas de ellas mucho más activas de las que proceden sus propios concejales".

En este sentido, cabe recordar que la munícipe protagonizó ayer viernes uno de sus encuentros con la alcaldesa en el distrito de Poblenou cuatro meses después del último y en pleno debate de ciudad sobre la degradación del espacio público.

Cargas en el Port Vell y patrullas en el Raval

En este sentido, el silencio de Ada Colau y su equipo con la plataforma tsunami vecinal llega tras una nueva semana negra de inseguridad en las calles de Barcelona. El jueves, los vecinos de Acció Riera Baixa denunciaron que las patrullas estáticas en la confluencia de las calles Riera Baixa-Hospital que les prometió el ejecutivo local habían durado apenas 48 horas. Tras ese lapso de tiempo, el ayuntamiento retiró los efectivos de la Guardia Urbana y se produjeron nuevas algaradas callejeras en una zona ya azotada por los robos.

Horas más tarde, efectivos del cuerpo local de seguridad tuvieron que realizar cargas policiales contra manteros en la zona del Port Vell tras ser agredidos con piedras y trozos de mobiliario urbano. El doble dispositivo, han explicado fuentes vecinales de la zona, acabó con incautación de abundante material que vendían las personas que trabajan en la manta. Horas después de las algaradas, no obstante, los vendedores ambulantes volvían a ocupar su posición.

Al día siguiente y tal y como avanzó Crónica Global, el Ejecutivo local confirmó la destitución de Tatiana Guerrero, cargo de confianza del área de alcaldía y encargada de lidiar con el problema de la venta en la calle en Barcelona. Hasta el momento se desconoce su sustituto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información