Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante un pleno municipal / EFE

Ada Colau se 'engancha' con la Guardia Civil

La alcaldesa de Barcelona acusa al instituto armado de caza de brujas y los agentes le responden que "no detienen" a esos personajes mitológicos

3 min

Ada Colau se ha enganchado con la Guardia Civil. La alcaldesa de Barcelona acusó recientemente al cuerpo de mccarthismo o persecución ideológica por el informe del instituto armado sobre los Comités de Defensa de la República (CDR). La Benemérita le ha respondido que, de momento, "no detienen a brujas", en referencia al mitológico personaje.

La discusión ha llegado por la vía de la cuenta oficial en Twitter de AproGC, la Asociación pro Guardia Civil. El ente, dedicado a encauzar la participación de los agentes y a mantener la buena imagen del cuerpo, ha tranquilizado a la munícipe. "Puede estar tranquila @AdaColau, de momento no detenemos a brujas", ha indicado el perfil oficial.

"Sin nivel"

En otro mensaje en la red de microblogging, la plataforma se ha dirigido a la primera edil de la Ciudad Condal para manifestar que "viendo el grado de exigencia que @AdaColau pide para formar parte de su equipo, es normal que haga declaraciones diciendo que "los guardias civiles no tenemos nivel". El suyo está claro que no lo tenemos. #HablandoCLARO".

AproGC ha acompañado su mensaje con la famosa foto de Águeda Bañón, directora de comunicación del ayuntamiento de Barcelona, quien fuera fotografiada orinando en la calle antes de fichar por el equipo de BComú.

'Pique' sobre los CDR

El cruce de mensajes entre Ada Colau y la asociación de guardias civiles se ha producido después de que el diario El Plural se hiciera eco de un tuit de la alcaldesa de la segunda mayor ciudad española. En el mensaje, la electa criticaba el informe del instituto armado sobre los CDR que se ha entregado a Pablo Llarena, juez del Tribunal Supremo que instruye la macrocausa por el procés independentista en Cataluña. Lo acusaba de "poco nivel".

En el documento, la benemérita señala a talleristas en desobediencia civil como Marcel Mauri, vicepresidente de Òmnium Cultural, el exdiputado de la CUP, David Fernández, o el activista Martí Olivella, que actuarían de cerebros de las actuaciones de los grupos radicales.

Destacadas en Política