Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, rompe a llorar en su intervención sobre el acto de conmemoración del 17A / CG

Ada Colau pide que "sólo las víctimas" sean protagonistas el 17A

La alcaldesa de Barcelona, que ha roto a llorar dos veces durante su discurso, compara el atentado yihadista en la ciudad un año atrás con las guerras de Siria, Irak, Afganistán y Yemen

16.08.2018 17:06 h.
7 min

Ada Colau ha pedido hoy jueves, 16 de agosto, que "sólo las víctimas y sus allegados" sean los protagonistas en el acto de homenaje a los afectados por el ataque terrorista del 17 de agosto de 2017 en Barcelona. La alcaldesa de la Ciudad Condal, que ha roto a llorar durante su discurso, ha comparado el ataque yihadista de un año atrás con las guerras de Siria, Irak, Afganistán y Yemen.

La munícipe ha subrayado que "hemos trabajado en los últimos meses" para que las "víctimas sean protagonistas" en el acto de mañana viernes, en referencia al boicot que parte del independentismo ha anunciado por la presencia del rey Felipe VI. "Todo el mundo está invitado", ha aseverado la electa por si quedaba alguna duda. Tras ello, Colau ha leído uno a uno los nombres de las 16 víctimas mortales de los ataques de Barcelona y Cambrils, de los que ha dicho que "los barceloneses y barcelonesas os tendremos siempre en nuestro corazón".

"Sufrimiento como Siria, Irak o Yemen"

En un emotivo discurso, la primera edil de la capital catalana ha señalado que "nunca olvidaremos" a las 16 personas que perdieron la vida a manos del comando yihadista, así como a los cerca de 150 heridos. A renglón seguido, ha agradecido la labor de la Guardia Urbana, los Mossos d'Esquadra y el resto de fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, amén de los equipos de emergencia y al cuerpo consular. También ha tenido palabras para los comerciantes de Las Ramblas, "que fueron los primeros que abrieron sus tiendas para cobijar a los afectados". Su agradecimiento se ha hecho extensivo a "todos los servicios públicos" y a las "muestras de apoyo internacionales" que recibió la segunda mayor ciudad española. Según ella, Barcelona "sacó lo mejor de sí misma" tras el atropello mortal de Las Ramblas.

Después de enumerar a todas las partes, Colau ha hilvanado una parte más política del discurso. La alcaldesa de Barcelona ha admitido que "los terroristas quisieron hacernos daño y lo consiguieron, aunque fracasaron en su intento de sembrar el odio". Ha continuado más contudente para recordar que el ataque que sufrieron los vecinos de Barcelona, "una ciudad de paz que se enfrenta al terror con amor", es el mismo que el de "Siria, Irak, Afganistán o el Yemen". La también líder de Barcelona en Comú (BComú) ha desarrollado esta idea para agregar que la ciudad "está abierta a todas las personas que huyen de la guerra y la violencia", en referencia a los refugiados que cruzan el Mediterráneo en botes.

"Días de dolor y orgullo"

En estricta referencia al brutal ataque terrorista en el icónic bulevar, la munícipe ha hecho hincapié en que "fue el acto terrorista más sangriento de los últimos 30 años en la ciudad, desde el atentado de Hipercor". Los yihadistas, de los que ha dicho que cometieron un acto "cobarde", golpearon "uno de los paseos más queridos y visitados de la ciudad, Las Ramblas". Bajo el punto de vista de Ada Colau, fueron los días del ataque y los posteriores "jornadas tristes pero también de orgullo". En su opinión, "llenamos Las Ramblas de duelo, así como las plazas y las calles con el lema No tenim por (No tenemos miedo en catalán)".

Doce meses después, la alcaldesa de Barcelona ha pedido que los vecinos "expresen sus sentimientos, paseen por Las Ramblas, depositen una flor o enciendan una vela" mañana para exteriorizar lo que sienten. "Somos una ciudad abierta y solidaria, una urbe generosa, que sabe cuidar y acompañar en los momentos difíciles. Somos una ciudad de paz", ha remachado.

Víspera del acto de homenaje

La munícipe de Barcelona ha realizado el discurso oficial en la víspera del acto de homenaje a las víctimas del brutal atentado yihadista del 17 de agosto de 2017. El evento reunirá autoridades de primer nivel. El Rey Felipe VI presidirá el evento. Lo acompañarán Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, Quim Torra, jefe del Ejecutivo autonómico --que finalmente estará presente pese a criticar a Su Majestad inicialmente-- y la propia primera edil de Barcelona, Ada Colau.

Pese a la presencia de políticos de todos los partidos salvo la CUP, el protagonismo será para los familiares de las víctimas de la tragedia, que serán los encargados de leer el discurso oficial. También habrá lecturas de poesía y música a cargo de conservatorios infantiles de música de la ciudad. Víctimas y comerciantes del ataque terrorista habían pedido anteriormente que así fuera y que el día se convirtiera en una suerte de tregua política.

Un año después del atentado

El acto servirá para recordar a aquellos que perdieron la vida en el ataque terrorista que segó la vida de 15 personas cuando una furgoneta entró en Las Ramblas de Barcelona a toda velocidad, arrollando a los transeúntes. El comando que perpetró la matanza fue abatido en Cambrils (Tarragona) horas después tras acabar con la vida de otro hombre e intentar perpetrar un ataque similar al de Barcelona.

El autor material de la carnicería, Younes Abouyaaqoub, fue interceptado por los Mossos d'Esquadra y también abatido cuatro días después del ataque en Subirats (Barcelona). Había llegado a la localidad barcelonesa a pie desde la Ciudad Condal.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información