Menú Buscar
En la imagen, el único debate televisivo a cuatro de la pasada campaña electoral.

Acuerdo a medias de los partidos para abaratar la campaña electoral

Las cuatro principales formaciones discrepan en la cantidad del recorte y el envío de propaganda por correo

Redacción
2 min

Los partidos con representación en el Congreso han llegado a un principio de acuerdo para reducir gastos en la que será la segunda campaña electoral en seis meses. Representantes de las formaciones se han reunido este jueves por iniciativa de Unión del Pueblo Navarro (UPN) para llegar a una decisión sobre el tema, pero el compromiso se ha quedado a medias.

PP y PSOE insisten en repartir el ahorro entre todos los grupos (rebajar sobre el importe destinado a la campaña de diciembre de cada grupo), mientras que los partidos minoritarios creen que deberían ser estos dos los que cargaran con el grueso del recorte (una reducción sobre el máximo que establece la ley). Otro de los temas polémicos es la cuantía del gasto que se tiene que reducir.

'Mailing'

El envío de propaganda electoral por correo, conocido como mailing, es otro punto de divergencia entre PP y PSOE y el resto de partidos. Esta práctica la financia el Estado, que en los pasados comicios destinó 18 céntimos por elector, por lo que es gratuito para las formaciones.

De hecho, esta es una de las partidas que más caras sale a la administración, con 49,2 millones de euros en diciembre. Pero las arcas públicas no solo asumen este coste, sino que también cubren unas subvenciones para cada partido en función de la representación parlamentaria y los votos conseguidos en las elecciones anteriores.

Nueva reunión

Según se desprende de esta primera reunión, los recortes se aplicarían sobre todo en vallas publicitarias y carteles. Aun así, las formaciones celebrarán la semana que viene un segundo encuentro para llegar a un compromiso más concreto. El objetivo: reducir hasta el 30% de los gastos con respecto a la última campaña electoral.

El portavoz de UPN en el Congreso, Iñigo Alli, ha destacado lo extraordinario de la situación: "Es un momento excepcional y nos negamos a que el fracaso de los políticos al formar Gobierno lo paguen los españoles". Nunca en la historia de la democracia estpañola se habían repetido unas elecciones ante la falta de acuerdo entre partidos.