Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El concejal de ABG Lluís Suñé Morales

Absuelven al concejal de Torredembarra que se mofó de los extremeños

Lluís Suñé difundió una foto con dos niños harapientos junto al mensaje: "SOS. Extremadura needs you! Un 8,7% del PIB catalán no es suficiente"

3 min

El juzgado penal número 3 de Tarragona ha absuelto este viernes al concejal de Torredembarra (Tarragona) Lluís Suñe Morales de ultraje a Extremadura, delito por el que estaba acusado después de que en 2008 se mofara de los extremeños a través de su blog.

En concreto, Suñé (concejal de la agrupación local Alternativa Baix Gaià -ABG-, que era una marca blanca de ICV-EUiA cuando ocurrieron los hechos) publicó el 27 de julio de 2008 en su blog de internet una imagen con dos niños harapientos junto a la bandera de Extremadura y un mensaje: "SOS. Extremadura needs you! Un 8,7% del PIB catalán no es suficiente. Apadrina a un niño extremeño por 1.000 euros al mes".

Y lo acompañó con un texto: "Pese a que las balanzas fiscales hechas públicas estos días dicen que los territorios catalanes aportamos, y mucho, a la riqueza del conjunto del Estado, las voces anticatalanas continúan tildándolos de insolidarios. En fin, tal vez nos tendríamos que sumar a la campaña que nos propone este cartel, para limpiar nuestra imagen de insolidarios. Salud".

Responsabilizó a La Voz de Barcelona de la polémica

El caso generó una importante polémica, de la que Suñé responsabilizó a La Voz de Barcelona -pese a que este diario se limitó informar de la mofa-, ante la que el concejal decidió retirar la imagen y pedir disculpas.

Sin embargo, la Junta de Extremadura se querelló contra el edil, al que reclamaba una multa de 3.650 euros por presuntamente haber incurrido en un delito de ultraje a la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Suñé dice haber sido víctima de "un juicio político y represivo"

Finalmente, el juez -de acuerdo con el fiscal- ha considerado que el escarnio de Suñé no es delito y le ha absuelto. La sentencia señala que la burla del concejal puede ser "objeto de reproche social" y "herir la sensibilidad de los ciudadanos de Extremadura", pero la enmarca en el ámbito de "la libertad de expresión", de "las opiniones" y de los "juicios de valor".

Antes de conocerse la sentencia, Suñé denunció que estaba siendo víctima de "un juicio político y represivo" y acusó a la Junta de Extremadura de "atacarle" y de "enfocar las iras" contra su persona.

Destacadas en Política