Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Unos manifestantes portan una urna para celebrar el aniversario del 1-O / EP

Absuelta la acaldesa de Roses, la primera juzgada por facilitar el 1-O

La justicia descarta que Montserrat Mindan incurriese en desobediencia durante el referéndum independentista ilegal

2 min

Un juzgado de Figueres ha absuelto a la alcaldesa de Roses (Girona), Montserrat Mindan, de JxCat, del delito de desobediencia al Tribunal Constitucional del que la acusaba la fiscalía, en el primer caso que llegó a juicio por el apoyo municipal al referéndum del 1-O.

Mindan, que afrontaba una pena de inhabilitación y una multa de 3.250 euros, es la primera edil catalana que se sentó en el banquillo tras la instrucción que, en vísperas del 1-O, dictó el entonces fiscal general del Estado, José Manuel Maza, para investigar a cerca de 700 alcaldes que apoyaban el referéndum.

No queda probado

En su sentencia, que no es firme, el Juzgado de lo Penal número 1 de Figueres concluye que no está probado que la alcaldesa diera "órdenes expresas ni tácitas" para contravenir la resolución del Constitucional que le ordenaba impedir el referéndum, ni facilitó las llaves o los espacios para llevar a cabo la votación.

Concretamente, Mindan estaba acusada de ceder locales para acoger las urnas del 1-O, haber ido a la escuela Els Grecs de Roses el día del referéndum a las siete de la mañana y abrir el ayuntamiento a las ocho para facilitar la consulta.

La juez no ve delito

Inicialmente, el juzgado archivó la causa, pero la Audiencia de Girona ordenó reabrirla, no por el decreto que Mindan firmó apoyando el referéndum, sino para determinar si de manera "tácita" permitió que se usaran espacios municipales el 1-O.

En su sentencia, la juez destaca que "la presunción de inocencia de la acusada no ha sido mínimamente desvirtuada" porque de la prueba practicada no se desprende la comisión de ningún delito ni "actuación criminal alguna de la acusada".