Menú Buscar
Aamer Anwar, abogado de Clara Ponsatí, en la manifestación independentista de la Diada / CG

El abogado de Ponsatí se opuso a los juicios televisados en Escocia

La posición de Ameer Anwar en el Reino Unido contrasta con su papel mediático frente a España para criticar el proceso del 1-O en el Tribunal Supremo

06.02.2019 00:00 h.
5 min

Aamer Anwar, abogado de la exconsellera de Enseñaza Clara Ponsatí, se opuso a que las televisiones pudieran retransmitir en directo los juicios penales en Escocia porque no se debía “presionar a los jueces o abogados” en su “trabajo extremadamente difícil”.

Con estas palabras se expresó en 2012 durante su intervención en una comisión de justicia del Parlamento escocés. Uno de sus principales argumentos fue que los medios “no tienen un interés público genuino” y que no “deben presionar” a los profesionales. Este posicionamiento contrasta con el que mantiene en España, con su exposición mediática para criticar a la justicia respecto al caso del 1-O.

anwar2

En su intervención parlamentaria de 2012, no obstante, aseguraba "no comprar" la sugerencia de que "los medios de comunicación tienen un interés público genuino” y que “los tribunales no deben ser dictados por la opinión pública”. “La indignación pública sobre lo que debería suceder en ciertos casos no debería traducirse en presión para los jueces o abogados cuando están haciendo lo que ya es un trabajo extremadamente difícil”, abundaba.

Ni la BBC

El letrado de origen paquistaní se mostraba especialmente contundente en los casos de Derecho Penal, como sería el de los procesados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. Proponía una diferencia entre la Suprem Court, que en Escocia tiene competencia sobre los Recursos y la actividad de la Sala se centra en los magistrados, y la High Court, que juzga casos penales ordinarios.

anwar1

“Si se permiten cámaras en los Juicios del Tribunal Superior sin limitaciones, hay una peligro real de que triunfen en trivializar los procedimientos, que serán reducidos al caso O.J. Simpson. No hay manera de evitar el hecho de que, si el caso está cubierto en STV, Canal 4 o la BBC con las mejores intenciones hablaremos de entretenimiento en horario de máxima audiencia”.

En la misma línea, aseguraba que como abogado era “extremadamente frustrante” que después de un juicio “que podría haber durado desde dos días a varios meses”, al llegar a casa viera “en el informativo de las seis de la tarde un resumen con los elementos más sensacionalistas”.

Juzgado por desacato

Además de su oposición a la retransmisión por televisión de los juicios penales, Anwar ha sido el primer abogado del Reino Unido en ser juzgado en 2008 por desacato acusado de atacar al jurado del Tribunal Superior de Justicia después de que condenaran a uno de sus clientes, Mohammed Atif Siddique, por terrorismo.

El juez responsable de dirimir el caso, Lord Osborne, no lo consideró culpable de desacato, pero criticó el comportamiento de Anwar al afirmar que sus declaraciones tenían motivaciones políticas y en gran parte consistían en "críticas enojadas y petulantes".

Fue el primer juicio por desacato a un abogado del Reino Unido, aunque Anwar también es conocido por haber sido elegido rector de la Universidad de Glasgow en 2017 y ha sido reconocido como Mejor Abogado del Año por la Scottish Legal Awards. Asimismo, fue elegido en 2007 como uno de los cien abogados más influyentes por la revista jurídica The Firm.

Atentado en el Aeropuerto de Glasgow

Hay luces y sombras en la vida profesional del letrado. Uno de los momentos más controvertidos que protagonizó fue cuando tras el atentado yihadista en el aeropuerto de Glasgow en 2007 afirmó que “no hay diferencia entre un bombardero furtivo y un terrorista suicida, los efectos siguen siendo los mismos".

Posteriormente, en declaraciones recogidas ​por la BBC, argumentó que había una “equivalencia moral” entre los secuestradores de aviones del 11 de septiembre y Estados Unidos o Israel cuando bombardean a civiles inocentes: "No hay justificación para el asesinato de personas inocentes. Sin embargo, Estados Unidos e Israel son iguales a cualquier secuestrador del 11-S".