Menú Buscar
Juan Antonio Nieto, ex 'número dos' de Interior

El abogado de Forn acorrala al ex 'número dos' de Interior

El exsecretario de Estado de Seguridad dice que desconocía el plan de los Mossos para ampliar el número de efectivos de cara el 1-O, tal y como exigía el auto del TSJC

04.03.2019 13:46 h.
3 min

Las defensas en el juicio del Tribunal Supremo han entrado en juego después del primer receso de la jornada. Xavier Melero, el abogado de Joaquim Forn, ha acorralado a José Antonio Nieto sobre el despliegue de efectivos durante el 20 de septiembre en la Consellería de Economía y durante el cierre de colegios electorales del 1 de octubre de 2017.

En un incisivo interrogatorio, Nieto ha reconocido que los colegios electorales del 1-O “no se tenían que precintar" porque no era una "exigencia recogida en el auto de la magistrada”. El auto al cual hacen referencia es el emitido la tarde del 27 de septiembre por parte de la magistrada  Mercedes Armas del Tribunal Superior de Justicia Cataluña (TSJC). Hasta aquel entonces, era la Fiscalía quien se había encargado de impartir instrucciones a los cuerpos policiales.

El grado de colaboración de los Mossos

Melero ha intentado exponer cómo el cuerpo de seguridad autonómico sí cumplió con el mandato judicial. Por ejemplo, ampliando el número de agentes después de que la fiscalía superior de Cataluña considerase "insuficiente" el primer plan presentado por el exmayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, para el 1-O, que contemplaba la intervención de 5.400 mossos.

Cuando el letrado de Forn le ha preguntado si conocía el plan posterior, que incrementaba la dotación a 7.800 hombres, Nieto ha dicho que él no conoció ese plan, del que se habló al coordinador [Pérez de los Cobos], "pero no sé si se produjo ese incremento y no se documentó".

Los "tumultos" del 20-S

Otro de los frentes abordados fue el motivo de que no se enviarán más efectivos durante las protestas del 20 de septiembre en el departamento de Economía. De acuerdo con Nieto, no se consideró aumentar el número de unidades de Guardia Civil o de la Policía Nacional porque "hubiese sido un problema competencial", dado que es competencia de los Mossos d'Esquadra.

Asimismo, ha culpado a los Mossos al sostener que su "no actuación y no presencia de funcionarios de los Mossos en la cantidad necesaria había creado una sensación de no límites que llevó al destrozo de los coches de la Guardia Civil".

En aquel momento, ha añadido, que no vio "razonable" mandar más efectivos ante una situación que calificaron de violenta.