Menú Buscar
Santiago Abascal, presidente de Vox y diputado en el Congreso, ante Pedro Sánchez, presidente del Gobierno / EFE

Abascal se equivoca de silla al buscar el foco de las cámaras

El diputado y presidente de Vox se sienta en la bancada del PSOE con el fin de lograr atención mediática

21.05.2019 11:59 h.
4 min

Santiago Abascal ha pecado hoy de exceso de afán mediático. El presidente de Vox y diputado en el Congreso se ha equivocado de escaño al querer lograr fotografías y minutos de televisión. Su maniobra para captar la atención de las cámaras ha fallado por su desconocimiento del hemiciclo. Se ha sentado en la bancada del PSOE, en un movimiento erróneo que ha provocado una imagen curiosa: lo ha flanqueado José Zaragoza, diputado socialista por Barcelona.

La perfomance de Abascal en la sesión de constitución de las Cortes ha empezado temprano. Abascal ha llegado sobre las 7:00 horas al Congreso de Diputados con el fin de colocarse en la mejor posición para captar la atención de las cámaras. A renglón seguido, Abascal, Javier Ortega Smith, secretario general e Iván Espinosa de los Monteros se han sentado en varios escaños. Lo que no han tenido en cuenta los tres electos --o sí, de forma deliberada-- es que las sillas eran las que habitualmente ocupa el PSOE en el hemiciclo. José Zaragoza, para evitar la imagen de la bancada socialista ocupada por los ultras, ha pedido paso y se ha colado entre Abascal y Espinosa.

Abascal, en el lugar del portavoz de la oposición

Así, la estampa que ha dejado la sesión de constitución de la cámara baja, en la que los diputados han elegido como presidenta del Congreso a Meritxell Batet, es la del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sentado ante Santiago Abascal, que se ha colocado estratégicamente tras el jefe del Ejecutivo, ocupando el sillón que normalmente está asignado al portavoz del grupo socialista. Abascal y los electos de Vox han maniobrado subrepticiamente, aprovechando que los socialistas estaban en una reunión del grupo parlamentario a primera hora de la mañana.

Santiago Abascal (Vox), sentado en la bancada del PSOE en el Congreso de Diputados / EFE

Santiago Abascal (Vox), sentado en la bancada del PSOE en el Congreso de Diputados / EFE

Minutos después ha llegado Sánchez, que ha seguido la cortesía parlamentaria y ha saludado a Abascal. Junto a éste se encontraba, resistiendo numantinamente al curioso episodio de colonización de escaños, José Zaragoza. La treta de Vox ha resultado a medias, pues si bien ha dejado una imagen curiosa, el presidente del partido ultra ha logrado concentrar parte de la atención mediática.

Batet, presidenta

La mayor parte de los flashes y objetivos, no obstante, se han dirigido hacia Meritxell Batet, la diputada por Barcelona que ha logrado la presidencia del Congreso de Diputados en la XIII legislatura. Batet ha precisado de dos votaciones, pues en la primera se ha quedado con 175 votos, a uno de la mayoría. 

Tras ella se han quedado la expresidenta del Congreso, Ana Pastor (PP), que ha recabado 67 apoyos; Sara Giménez (Ciudadanos), a quien han votado 58 diputados, y Ignacio Gil Lázaro (Vox), con 24 votos. ERC y Bildu han votado nulo al escribir la palabra "Libertad" en sus papeletas. En segunda ronda, finalmente, Batet se ha impuesto a Pastor y ha sido nombrada presidenta.